HomeMAS NOTICIAS

Polémica en San Martín por los inspectores viales municipales

19/01/2011 1 Comentario

A fines de 2010, la comuna de San Martín sacó a la calle a un grupo de quince inspectores viales municipales, como primer paso de un programa que buscar ordenar el tránsito en la ciudad.

Si bien en líneas generales la idea parece haber tenido buena recepción entre la gente, desde el radicalismo aseguran que «no cuenta con el respaldo legal necesario». El oficialismo, que defiende su implementación, retruca: «Está todo en orden y la oposición se confunde por no haber estudiado el proyecto».

En la última década, la ciudad de San Martín ha duplicado el número de vehículos que circula por sus calles y la Policía Vial de Mendoza labró durante el 2010 (solo teniendo en cuenta a los autos estacionados en doble fila) un promedio diario de 25 multas.

En este contexto caótico donde circular es cada vez más complicado y encontrar estacionamiento en horario pico una misión casi imposible, el municipio decidió tomar cartas en el asunto, armó su propio cuerpo de policías viales y el 28 de diciembre los sacó a la calle, como un primer paso que incluye para marzo, la habilitación de un juzgado vial municipal y la posibilidad de que los nuevos policías municipales, que por ahora hacen solo tarea de prevención, puedan labrar multas y secuestrar autos en infracción.

«Estamos de acuerdo con tener policía vial municipal, pero la comuna se apuró en sacarlos a la calle, porque la ordenanza que regula esa actividad todavía está en comisión», aseguró el edil radical Sharbel Morcos y siguió: «Lo que tenemos caminando las calles del centro es entonces a un grupo de inspectores municipales sin ningún respaldo legal, como si fuesen juglares del siglo XXI estos chicos andan recitando recomendaciones a los conductores, pero sin la posibilidad de multar a los infractores porque no existe todavía un juzgado vial municipal».

El tránsito en la ciudad de San Martín se ve hoy algo más ordenado (aunque seguramente también influye la época del año) y la opinión de la gente que circula por la ciudad de San Martín parece aceptar la presencia de policías municipales, aunque destaca que el gran problema es la falta de estacionamiento: «Yo no tengo problema en que nos controlen y que hagan multas, pero el tema es que no hay dónde estacionar; entonces si la comuna quiere resolver el asunto, que piense también en eso», comentó Horacio Guzmán, vecino de la ciudad.

Gerardo Quevedo es uno de los quince inspectores viales municipales que desde hace 20 días recorre la ciudad de San Martín: «Creo que de a poco la gente va aceptando nuestra presencia; si bien hay algunos que se quejan e insultan, la mayoría acepta cuando está en infracción y lo corrige», dice el muchacho, que en esta etapa de concientización cuenta con el apoyo de la Policía Vial de Mendoza a la hora de labrar multas.

El concejal oficialista Bartolomé Robles (PJ) explicó que «hoy los inspectores municipales están cumpliendo con la tarea de ordenamiento e información, pero sin labrar multas, cosa que vendrá en marzo con la habilitación del juzgado vial. La creación de este grupo fue aprobada por ordenanza en 2007 y lo que está quedando en el Concejo es la ordenanza que crea el juzgado municipal, que se aprobará cuando el municipio firme con la provincia el convenio que nos faculta a labrar y cobrar multas. Los inspectores tienen respaldo legal y está claro que la oposición ha confundido las ordenanzas, que no ha leído el proyecto y que no se le cae una sola idea para mejorar la situación del tránsito en San Martín».

Fuente: Diario Los Andes.-

1 Comentario »

  • LauraBC dijo:

    Quizas, la solucion pase por fomentar (con disminuciones de costos, por ejemplo), la formación o el destino de espacios para ser usados como Playas de Estacionamiento.
    En Rivadavia, también deberían pensarse algunas soluciones para nuestro propio caos vehicular y de circulación.