HomePOLICIALES

A un año de un crimen salvaje sin detenidos ni sospechosos

20/01/2011 Opina

A un año de la muerte de Ángela Hermoso (78) -la jubilada que fue asesinada salvajemente en su casa del barrio Santa Rita de Junín- los familiares realizarán una protesta frente a la vivienda donde se cometió el crimen.

«A un año de la muerte de mi madre me parece que alguien tiene que ser responsable. Todos han actuado mal. Me han dado hasta julio y después el caso va a caducar. El reclamo es porque en un año (los investigadores) no han hecho nada», explicó ayer Edgardo Muñoz (51), hijo de la mujer asesinada.

El hombre ha organizado para hoy a las 21.30 una «reunión» en el barrio Santa Rita a la que, según cuenta, ha comprometido su presencia el ministro de Seguridad, Carlos Aranda, y el intendente Mario Abed.

Para Muñoz, el trabajo policial y judicial «se hizo mal» desde que empezó la investigación: «No vallaron la casa, entró todo el mundo. Yo mismo entré y nadie me dijo nada. Los médicos y la Policía Científica actuaron mal», explica.

Nada de nada

«Hoy no hay detenidos por falta de pruebas. Pero las pruebas estaban y desaparecieron. Había pelos y restos de piel en las uñas de mi mamá y se perdieron porque en vez de ponerlos en formol los pusieron en agua. Había unas huellas en el martillo y nada se sabe», sostuvo el hijo de la víctima.

En cuanto a la Justicia, «han cambiado de fiscal varias veces y el juez (Ricardo Schulz), ha hecho su trabajo durante un año y no lo hemos molestado pero ha sido peor», afirmó Muñoz, quien dice que «a futuro vamos a organizar una marcha si no hay avances».

Según explicó a Los Andes el abogado de la familia, Francisco Biondolillo, el juez ha dictado una prórroga extraordinaria de dos meses y, si no surgen nuevas pruebas, todos quedarán sobreseídos y el caso podría quedar impune.

La mataron con un martillo

Ángela Hermoso murió el 20 de enero en la manzana 10, casa 19 de su casa del barrio Santa Rita, del distrito La Colonia, departamento de Junín.

La mujer fue asesinada a martillazos, entre las 18 y las 21 y su cuerpo fue encontrado por un vecino que entró a la vivienda, a pedido del hijo, al sospechar que algo raro estaba ocurriendo.

Tras revisar la escena del crimen, la policía descubrió que faltaban algunos ahorros de la mujer y desde entonces se especula con que la banda que entró a la casa lo hizo con intenciones de robo, pero que al ser descubiertos por la dueña habrían decidido matarla para evitar que pudieran ser reconocidos.

Fuente: Diario Los Andes.-