HomeMAS NOTICIAS

El primer marino enfermero mendocino que vivió un año en Orcadas

27/02/2011 Opina

Sergio Antonio Cuitiño formó parte de la dotación de 17 personas que invernó en la Base Antártica Orcadas durante el 2010. Fue pionero en su especialidad, ya que este suboficial segundo de la Armada Argentina fue el primer marino enfermero que vivió un año en Orcadas, velando por la seguridad y el bienestar de todas las personas en la base.

La primera invernada argentina en las Islas Orcadas fue un 22 de febrero de 1904, luego de que el científico escocés Williams Bruce cediera el observatorio meteorológico a la Argentina para continuar el trabajo científico iniciado en la Antártida.

Como aquel primer día en el hielo, Orcadas sigue siendo el hogar de muchos científicos argentinos; hogar que los marinos de la Armada Argentina se encargan de mantener en funcionamiento todo el año.

“Es la primera vez que un enfermero hace invernada en Orcadas. Fue una experiencia esperada y a su vez especial, porque no puedo explicar con palabras lo vivido, es indescriptible”, contó Sergio Cuitiño.

“Fue diferente de lo que he vivido en otros destinos, aunque mi función sea siempre la misma, la de velar por la seguridad y el bienestar de todas las personas en la base”, agregó.

El paisaje de témpanos y hielos se volvió cotidiano para Sergio, como los cordones precordilleranos de su Mendoza natal.

Este hombre de mar vivió un año inolvidable junto a 13 miembros más de la Armada Argentina, un médico civil y dos guardaparques.

El 8 de enero dejó Orcadas para reencontrarse con su esposa e hijos que viven en Punta Alta, ciudad cercana a la Base Naval Puerto Belgrano.

“Mi familia es una familia ensamblada, con mi señora tenemos cinco chicos –el más grande de 18 años, dos de 15, uno de 11 y el más chiquito de 2– y aunque estuve muy lejos, me sentí comunicado todos los días y a toda hora con ellos gracias a las nuevas tecnologías”, destacó Cuitiño.

Por www.gacetamarinera.com.ar