HomePOLICIALES

Fueron por miles de dólares pero sólo se llevaron unos pesos

17/03/2011 Opina

Una pareja de delincuentes armados ingresó en la mañana de ayer en una casa de barrio, en Junín, y tras reducir al matrimonio, le exigieron al dueño la entrega de unos dólares, que en realidad no había, informaron fuentes policiales.

Las víctimas estuvieron a merced de los ladrones durante quince minutos, hasta que los delincuentes decidieron escapar con el efectivo que encontraron (algo más de mil pesos), unas pocas joyas y un teléfono celular.

«Por la tranquilidad con la que actuaron era gente profesional, pero evidentemente llegaron a mi casa con un dato equivocado», relató el hombre a Los Andes.

Raúl Onni, su esposa Raquel y sus hijos viven en una coqueta vivienda de la manzana «E», correspondiente al barrio San Nicolás, de la ciudad de Junín.

Ayer, minutos después de las 8.30, la mujer se encontraba limpiando el interior de la casa, cuando dos personas, de unos 25 años de edad, saltaron la reja de ingreso a la casa y la encañonaron. «Tenía la puerta abierta porque estaba limpiando, pero la reja estaba con llave y la saltaron como si nada», recordó Raquel, que fue sorprendida mientras le llevaba un mate a su marido.

Gritos

Cuando Raúl escuchó los gritos de su mujer en el pasillo, tomó una silla para enfrentar a los ladrones, pero los cañones de las armas apuntándole a la cara le hicieron desistir rápidamente de la idea.

«Me tiraron en la cocina y me apuntaron con un revólver en la cabeza y uno de ellos me pedía los dólares», contó Raúl, que es enólogo y siguió: «Yo les dije que no tenía, que se llevaran lo que quisiera pero que dólares no tenía…».

Mientras duró el asalto, los delincuentes hablaban por celular con un tercero, por lo que se especula con que alguien más esperaba afuera de la casa; la policía incluso maneja la información de que pudieron haber llegado en un Peugeot 504 oscuro, aunque las víctimas no vieron ningún vehículo que confirme el dato.

«Menos mal que a esa hora mis hijos ya estaban en la escuela», dijo la mujer, como para buscarle algún lado positivo al asunto y su esposo recordó que «era gente que actuó muy tranquila, buscaban dólares y me dijeron que si me quedaba quieto nada nos iba a pasar».

Luego de conseguir unos 1.200 pesos y de quitarle el reloj pulsera, un celular, una cadena de oro y algunas otras alhajas, la pareja de delincuentes decidió que tiempo de escapar. «Ya está, nos vamos», dijo uno de ellos por celular, posiblemente avisando al cómplice que esperaba afuera; luego le pidieron a la dueña de casa las llaves de la reja para salir y escaparon.

«Vinieron por plata y se llevaron la poca que encontraron; calculo que no se llevaron otras cosas para no arriesgarse a ser descubiertos mientras salían», cerró el hombre. No hay detenidos ni sospechosos.

Fuente: Diario Los Andes.-