HomePOLICIALES

Condenaron a dos hombres por violar a tres hermanas durante 10 años

16/04/2011 Opina

Un padre y su hijo recibieron duras condenas de 20 y 25 años de cárcel, respectivamente, luego de que la Justicia del Este comprobara que fueron responsables del abuso y la violación reiterada de las tres hijastras de este último.

Carlos Ramón Castro Contreras (62) y su hijo Carlos Ramón Castro Morón (31) vivían en una finca de Rivadavia junto con la mujer del joven y los cuatro hijos de la señora (tres de ellos mujeres). Durante varios años, posiblemente a partir de 1998, los hombres abusaron, violaron y golpearon a las niñas, muchas veces en presencia de la madre y del hermano menor.

Esta semana, un tribunal colegiado presidido por el juez Jorge Luis del Pópolo condenó a los acusados a duras penas de prisión y, si bien la sentencia surgió en juicio abreviado, los acusados aceptaron su responsabilidad ante la certeza de que la pena que hubiese pedido el fiscal Alberto Acevedo, en caso de haberse realizado el debate, habría superado los 30 años.

Tanto el padre como el hijo trabajaban como obreros rurales y vivían, junto al resto de la familia, en una precaria vivienda de una zona rural de Rivadavia, formada por poco más que una pieza y un baño.

«Los abusos comenzaron aproximadamente en 1998 y al principio los hombres sólo manoseaban a las niñas, que entonces tenían menos de 10 años», explicó una fuente de la Cámara, y siguió: «Sin embargo, pasó el tiempo y esos tocamientos se transformaron en violaciones, en golpes y amenazas».

En el mismo lugar

Según pudo determinar la Justicia, la mayoría de las violaciones de las menores (que hoy tienen 24, 23 y 17 años) se realizaron en la misma habitación donde la familia vivía, a la vista de la madre y de los chicos, incluido el niño.

«Fueron seguramente escenas dantescas, ya que incluso los hombres llegaron a pelear por alguna de las chicas porque cada uno tenía su preferida». Incluso, la menor de las hermanas quedó embarazada de su padrastro a los 14 años.

Finalmente, en 2008 la mayor de las chicas decidió contar que una de sus hermanas era abusada por el padrastro; tomó cartas en el asunto un juzgado de menores, pero el asunto llegó a la justicia penal recién en 2009, cuando en setiembre se produjo un allanamiento de la vivienda y la detención de los hombres. Luego, la Justicia comprobaría que las chicas abusadas eran en realidad las tres hermanas.

Carlos Ramón Castro (hijo) fue condenado a 25 años por el delito de abuso sexual con acceso carnal, agravado por la situación de convivencia (en tres hechos) en concurso ideal con corrupción de menores (las violaciones se hacían muchas veces en presencia del hermano) agravada por el uso de amenazas y tenencia ilegítima de arma de fuego. Su padre recibió una pena de 20 años ya que sólo se pudo comprobar que abusó de dos de las tres mujeres.

El resto de los magistrados que formó el tribunal que condenó a los violadores son Salvador Arnal y Eduardo Orozco.

Fuente: Diario Los Andes.-