HomeSOCIEDAD

Sexo: lo que preguntan los chicos

10/05/2011 1 Comentario

Mejor no hablar de ciertas cosas. Ésta parece ser una frase que va perdiendo vigencia, al menos en el ámbito educativo a partir de la implementación de talleres de educación sexual.

Estos encuentros con los chicos, que comenzaron este año en coincidencia con el inicio de clases, han sido según los especialistas de gran utilidad para que los alumnos de los 250 secundarios mendocinos resuelvan sus interrogantes.

El noviazgo, los anticonceptivos y el sexo en las redes sociales, son algunas de las dudas que los chicos buscan aclarar con la información de sus docentes.

El abordaje de la temática sexual -exigida por la Ley de Educación Nacional 26.206, aprobada por el Congreso en octubre de 2006- se ha encontrado con demasiados obstáculos en estas tierras, aunque este año parece haber normalizado su rumbo.

En 2010, entre idas y vueltas los talleres educativos para padres, primero, y para alumnos, después, comenzaron a mediados de abril aunque estaba previsto para principios de ese mes. En 2011, con un año de experiencia, desde la Dirección General de Escuelas se le dio continuidad al proyecto, siempre intentando lograr que los estudiantes estén más capacitados en esta materia.

Según estadísticas de la DGE en 2010 unos 45 mil chicos de nivel secundario accedieron a los talleres, una cifra mucho mayor a la alcanzada en el período 2008-09, donde sólo 7 mil recibieron la instrucción desde la institución escolar.

«Este año los talleres obligatorios se comenzaron a implementar desde el primer día de clases. Cada escuela decide con qué grupo de alumnos se empieza y organiza un cronograma. La idea es que este año concurran a los talleres quienes no los hicieron el año pasado y que los otros que sí lo hicieron hagan un taller con nuevas temáticas», explicó Marita Otero, Directora de Nivel Secundario de la DGE.

Muchos interrogantes

Las temáticas tratadas en los talleres giran en torno a varios focos básicos: desarrollo de autoestima, asertividad, que tiene que ver con tomar mejores decisiones; género y planificación familiar responsable, donde se abordan las estrategias para maternidad y paternidad. «Lo bueno de esta modalidad es que los chicos pueden preguntar libremente sobre lo que más les interesa», aclaró la funcionaria.

A partir de esto, las preguntas más frecuentes de los chicos tienen que ver con el noviazgo, las decisiones en pareja, el respeto mutuo y del cuerpo. «Las temáticas salen solas porque como los chicos están poniéndose de novios, viven estas experiencias ahora», agregó Otero.

El equipo docente del Centro de educación, pareja y asistencia a la sexualidad (Cepas) agregó a esta postura que muchos chicos ni siquiera interrogan sobre temas que se suponen son propias de la edad. «Nos preguntan sobre la disforia de género, por la homosexualidad o los tipos posibles de relaciones sexuales. Es decir, nos hacen interrogantes desde los contenidos que circulan en los medios», aclaró Laura Fernández Peláez, miembro del equipo docente.

El sexting (envío de contenidos eróticos por medio de teléfonos celulares) es otro de los temas que preguntan los alumnos y que están relacionadas con las redes sociales. «Esta temática está dada como contenido, a partir de la educación en los medios de comunicación y las redes. Se encara cuando ya se abordaron las temáticas básicas», aclaró la directora de nivel medio de la DGE.

Si bien esta situación no es difícil de imaginar, es importante aclarar que no todos los alumnos preguntan sobre temas relacionados con las nuevas tecnologías. Esta situación no se da, sobre todo, en las escuelas que se encuentran en zonas periféricas y en zonas rurales.

Según la realidad social

Consultada sobre esto, Cecilia Parinsari, docente que brinda el taller de Educación Sexual en varios colegios, comentó: «Las preguntas dependen de la realidad social de los chicos y pasa también por una cuestión cultural. Donde yo trabajo la mayoría de las preguntas pasan por saber cómo se tienen los bebés o cómo crecen dentro de la panza de la mamá».

Otros de los interrogantes que le han planteado a esta docente están vinculados con las enfermedades sexuales, sobre todo el sida y métodos anticonceptivos. «Hay muchas otras infecciones y enfermedades que desconocen y que se enteran gracias al taller», aclaró la docente.

En números

Otero explicó que las escuelas con una matrícula inferior a quinientos alumnos tienen 2 horas cátedra para dictar los talleres, mientras que las que tienen una matrícula superior a quinientos alumnos la carga es de cuatro horas cátedra. «Unos 600 docentes están en condiciones de brindar los talleres, que deben darse obligatoriamente al menos tres veces en el año. Los padres, en tanto, deben asistir a un taller informativo, previo, donde se les brinda la información que requieran», indicó la funcionaria, quien agregó que se han capacitado a docentes de séptimo grado, de CENS y de CEBA.

Así mismo, también informó que aquellos padres que no estén de acuerdo con el taller de educación sexual deben informarlo. El paso siguiente es hacer un acta donde se da constancia de que los padres se hacen cargo de informar desde la familia. «De todas formas no hemos tenido quejas y los padres piden que haya más talleres», agregó Otero.

Fuente: Diario Los Andes.-

 

1 Comentario »

  • FORMACION EN SERIO dijo:

    ANTE DE EDUCACION SEXUAL, HIGIENE SEXUAL.-