HomeMAS NOTICIAS

Día Mundial del Riñón

11/05/2011 Opina

Con el propósito de generar conciencia y estimular tanto la detección como la intervención temprana sobre la enfermedad renal, desde hace 6 años, en nuestro país se celebra el 12 de mayo el Día Mundial del Riñón.
En conmemoración a esta fecha, la  Municipalidad de Rivadavia señala la importancia de la implementación de acciones preventivas en este sentido.
Las estadísticas en nuestro país revelan que: hay más de 25.000 pacientes en diálisis, al menos 2 millones de personas que no saben que padecen enfermedad renal crónica y 1 de cada 10 adultos tiene algún grado de daño renal. Por otro lado, existe una realidad alarmante ya que más del 50% de los pacientes ingresan a diálisis en condiciones de urgencia, situación que deteriora la calidad de vida e incrementa la morbilidad y la mortalidad.
Cabe destacar que, la Insuficiencia Renal Crónica es la pérdida progresiva y en general en forma lenta de las funciones principales del riñón: filtrar la sangre para eliminar de manera constante impurezas del organismo, eliminar el exceso de líquido y sales a través de la orina, regular la presión arterial, producir sustancias esenciales para la buena salud de los huesos y la producción de glóbulos rojos.

¿Por qué es importante controlar la función de los riñones?

•    Con la edad (especialmente después de los 65 años) los riñones pierden naturalmente parte de su función, por lo cual pueden dejar de filtrar desechos potencialmente
•    Hay otros factores de riesgo (sobrepeso, diabetes, hipertensión, tabaquismo, sedentarismo, o incluso alguna lesión renal previa) que pueden hacer más vulnerable a una persona a sufrir enfermedad renal
•    La enfermedad renal crónica suele ser asintomática en las etapas iniciales e incluso progresar aun cuando el paciente se siente en aparente buen estado de salud. Los síntomas aparecen cuando la enfermedad está muy avanzada
•    Varios de los factores de progresión de la enfermedad renal crónica son modificables. La mayoría de los que llegan a los estadios más avanzados (que requieren tratamiento dialítico o trasplante renal) son quienes no han sido diagnosticados y tratados oportunamente.
•    Al conocer su condición, el paciente podrá acordar con el médico un programa de tratamiento, basado en la modificación de algunos hábitos de vida y el tratamiento de las enfermedades asociadas a la insuficiencia renal: hipertensión, diabetes, enfermedad cardiovascular, lo que repercutirá favorablemente sobre la evolución de la enfermedad
•    Sólo con dos pruebas de laboratorio se puede diagnosticar y evitar la progresión del daño renal: Conocer el nivel de creatinina en sangre y la pérdida de proteínas por orina provee al médico datos significativos no solo sobre la salud renal sino también sobre el futuro cardiovascular del paciente.

 

Fuente: Prensa y Difusión Municipalidad de Rivadavia.-