HomeDEPARTAMENTALES

Quieren recuperar la fachada de la Casa Municipal de San Martín

14/05/2011 Opina

La comuna de San Martín lleva adelante un proyecto de remodelación del palacio municipal, con el que busca recuperar la fachada original del edificio, que fue inaugurado en 1942 y declarado patrimonio histórico de la Provincia en 2005.

Para llegar a ello se han abierto diversos frentes de obras, ya que si bien es verdad que la cara que muestra hoy la comuna es en su mayor parte, la misma que lucía el día de la inauguración, no es menos cierto que con los años se han construido nuevas oficinas y se cerró una galería, lo que modificó aquel diseño original.

Así y más allá de la demolición de ese grupo de oficinas ubicadas en la parte sur del predio municipal (donde funcionaba la Secretaría de Gobierno y Obras Públicas) y del proyecto para abrir nuevamente la que fue galería de la Intendencia (donde hoy está la oficina de Asuntos Legales), se trabaja en la restauración de los techos, en la recuperación de la carpintería, en una iluminación exterior y en la relocalización, fuera del edificio, de la mayor parte de las oficinas de atención al público, que han funcionado en espacios hacinados, precarios y oscuros.
El plazo para terminar con los trabajos es el 9 de julio, cuando el municipio espera inaugurar la plaza seca que construye en los alrededores de la comuna.

«Hablar de la remodelación del municipio incluye dos aspectos, uno tiene que ver con el edificio y otro con la relocalización de muchas de las áreas», explicó el secretario de Obras Públicas, Darío Álvarez.

Así, el objetivo final es que la planta baja de la comuna quede para la Intendencia, la Secretaría de Gobierno y la de Obras Públicas, mientras que el primer piso será destinado exclusivamente al Concejo.

Hace algunos días comenzó la restauración de los techos y ya se trabaja en el que existe sobre el recinto del Concejo. Allí se están levantando las tejas originales para quitar el barro y la tierra sobre los que históricamente se han apoyado.

«Los techos del municipio se han llovido durante años y vamos a solucionar eso poniendo membrana debajo de las tejas coloniales, que seguirán siendo la vista que muestre el edificio», explicó Álvarez.

Años de parches y de soluciones improvisadas habían llevado a que en buena parte de las oficina, los cables de luz y caños de gas lucieran a simple vista o colgando de los techos; en los últimos meses el municipio ha trabajado para solucionar el asunto y la próxima tarea está relacionada con la recuperación de la carpintería.

También se trabajará en darle forma a las molduras de la pared este del edificio, que hasta que se tomó la decisión de construir a continuación una plaza, siempre fue sólo una medianera. «Todo el contorno de la comuna quedará iluminado con farolas coloniales, precisamente para realzar la belleza de este edificio que por su diseño llama mucho la atención».

Atención al público funciona fuera del palacio municipal; desde hace varios meses ya lo hacen Hacienda y Vivienda, a las que se han ido sumando Obras Públicas, Privadas, Control Edilicio e Inspección.

Fuente: Diario Los Andes.-