HomeMAS NOTICIAS

Por la nueva ley, Mendoza suma límites a los fumadores

05/06/2011 Opina

El Congreso de la Nación aprobó esta semana una ley agresiva en contra del consumo y promoción del tabaco. Sorprendió la buena nueva, en todo el territorio argentino, porque la norma impacta directamente en los casinos y en la publicidad. Es decir, no se podrá fumar en los sitios destinados al juego y tampoco se podrá difundir ningún producto que esté elaborado o relacionado con el tabaco.

Esta disposición es más rígida que la ley que la provincia tiene contra el cigarrillo, que sí permite fumar en los casinos y neuropsiquiátricos. Mendoza, según manifestaron desde el Ministerio de Salud, adherirá a la norma nacional “porque es más estricta y protege con más intensidad al que no fuma”, recalcó Juan Carlos Behler, titular de esta cartera.

La ley fue aprobada por la Cámara de Diputados el jueves y desde entonces está presente en los medios de comunicación del país. Aquí un repaso de los aspectos más importantes de la nueva legislación que ahora espera ser reglamentada.

¿Qué dice la norma?

Es muy clara y restrictiva. Directamente prohíbe fumar en todos los ambientes públicos cerrados, impide la publicidad de todo producto elaborado sobre la base de tabaco, limita los lugares de expendio y veda la venta de cigarrillos a menores de 18 años, entre los puntos más significativos.

En este contexto, es importante recordar que Mendoza ya tiene una norma antitabáquica, la número 5.374 y sus modificatorias (5.548 y 7.790) y ordenanzas municipales que prohíben fumar en espacios públicos. Hay otras siete provincias que también tienen sus leyes contra el tabaco: Tucumán, Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, Ciudad Autónoma, San Juan y Entre Ríos.

Las jurisdicciones provinciales pueden o no adherir a la nueva norma nacional. “Mendoza va a adherir. Es muy importante que no se fume en los casinos ni en los boliches ni que se publicite el cigarrillo en eventos a los que asisten menores”, manifestó Behler.

Justamente, la ley provincial, cuyo autor fue el radical Sergio Bruni, dice que se puede fumar únicamente en: los neuropsiquiátrico, los penales, los casinos y los salones de fiestas utilizados para eventos privados. Ahora esto quedaría sin efecto.

Para Ramón Alchapar, vicepresidente de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, la nueva ley es muy valiosa porque permite trabajar sobre las instituciones nacionales. “Por ejemplo, en las universidades y en todos los organismos que dependen de la Nación y que la provincia no tenía alcance. Además, impacta directamente sobre los casinos y sobre la publicidad”, rescató.

¿Cuándo se aplica?

Lo referido a las advertencias sobre los efectos nocivos de los cigarrillos comenzarán a aplicarse en un año. Mientras, las limitaciones sobre la publicidad, que prohíben “la promoción y patrocinio de los productos elaborados con tabaco, en forma directa o indirecta, a través de cualquier medio de difusión o comunicación”, deberán aplicarse dentro de seis meses.

En tanto, los otros cambios comenzarán a regir desde la promulgación de la ley. Aquí se incluye la prohibición de fumar en los lugares públicos cerrados. La única excepción serán: los patios, terrazas, balcones y demás áreas al aire libre de los espacios con acceso de público.

Otra medida interesante que marca la ley es la prohibición de la venta de cigarrillos por unidad. Este punto no cayó del todo bien a los comerciantes barriales, que reconocieron “hacer una diferencia” con este modo de venta.

“Los chicos te compran puchos sueltos cuando salen de la escuela. Muchas mujeres jóvenes, también. Económicamente, conviene vender así, pero sé que no se debe”, dijo un quiosquero de Guaymallén, que pidió no dar su nombre.

La nueva norma, que todavía no tiene número, también buscará crear ambientes cien por ciento libres de humo, no vender cigarrillos a menores de 18 años y restringir los espacios para fumadores en restaurantes, bares y otros sitios cerrados.

Quienes no cumplan con esta ley deberán pagar multas equivalentes al precio de venta al público, que irán desde 250 a un millón de paquetes de cigarrillos, de los de mayor costo que se comercialicen en la Argentina.

La historia

“Es importante recordar que esta norma nacional es la segunda antitabaco de la República Argentina; la primera fue propuesta por el entonces diputado Aldo Neri en 1992, pero fue vetada por el ex presidente Carlos Saúl Menem. La argumentación del titular del Ejecutivo nacional en ese momento fue que con la ley se comprometían las economías regionales de las provincias tabacaleras”, recordó Daniel Vilches, senador provincial por la UCR.

La ley que se aprobó el miércoles está basada en un proyecto elaborado por la senadora Adriana Bortolozzi (PJ-Formosa) y tiene iniciativas similares a las del diputado Neri.

 

 

Fuente: Diario Los Andes.-