HomePOLICIALES

Un policía que volcó no tenía licencia para manejar patrulleros

02/07/2011 Opina

Un móvil de la policía de San Martín volcó en la madrugada del miércoles, mientras se desplazaba a un barrio en la periferia de la ciudad, donde se estaba cometiendo un robo. Lo grave del caso es que su chofer, que sólo recibió algunos golpes y salvó su vida gracias al airbag del vehículo, conducía sin el carnet especial que habilita a los uniformados a manejar patrulleros.

El dato fue confirmado por el comisario Daniel Silva, a cargo de la zona sur de la departamental San Martín, quien señaló que el personal recibió un alerta pasadas las cinco de la madrugada, «pero el chofer de ese móvil estaba descompuesto, por lo que un compañero suyo salió en el patrullero a responder al llamado, aunque es cierto que no tenía el carnet de la policía».

El accidente del móvil Renault Symbol 2333 ocurrió en la esquina de Mitre y Lavalle, de San Martín, y según las pericias, el vuelco se produjo luego de que el vehículo tomara un badén a alta velocidad. Afortunadamente, el accidente no incluyó a terceros, aunque el conductor, identificado como auxiliar Benítez, no poseía el carnet especial (llamado Olpa), que la Policía de Mendoza entrega a sus choferes y que se renueva cada seis meses.

Si bien Benítez tenía su carnet personal para conducir, la licencia Olpa incluye cursos y exámenes físicos exhaustivos y que son necesarios para garantizar que el chofer a cargo del móvil, pueda responder satisfactoriamente a la adrenalina que supone conducir a alta velocidad en medio de una emergencia.

También trascendió que si bien todo el asunto está en medio de un proceso interno de investigación, el auxiliar Benítez tendría que correr con los gastos que supone reparar el móvil dañado y cuyo costo rondaría los 10.000 pesos.

Finalmente, se supo que en muchos accidentes donde hay involucrados patrulleros suelen ser sus choferes los que corren con los gastos de reparación, por lo que no resulta sencillo que los policías acepten la tarea de conducir un móvil, y los $ 150 de plus que se les paga por hacerlo no resultan tentadores, ante la posibilidad de tener que pagar la reparación de todo un vehículo. «Acá hay policías que han perdido su casa por un accidente», dijo un uniformado.

Todo comenzó a eso de las cinco de la madrugada del miércoles, cuando un grupo de al menos cinco delincuentes ingresó a una escuela para adultos que está en el barrio Primavera, en San Martín, justo al lado de un destacamento policial.

Los ladrones entraron rompiendo unas rejas y se hicieron con cuatro computadoras que había en una de las habitaciones, pero al salir fueron escuchados por el policía apostado en el destacamento, que intentó seguirlos a la carrera, aunque fue atacado a piedrazos.

Fue así que el policía pidió refuerzos por radio y se desplazó el móvil 2333 de la Unidad Especial de Patrullaje, que en el cruce de Lima con Lavalle terminó volcado en una de las esquinas.

Los delincuentes escaparon con las computadoras y algunos vecinos del barrio Primavera se quejaron porque el robo se había producido en una escuela ubicada junto a un destacamento policial. «Cómo puede ser que en el destacamento no escucharan nada, si los ladrones tuvieron que romper las rejas para entrar», dijo uno de ellos.

 

Fuente: Diario Los Andes.-