HomeMAS NOTICIAS

El hospital de La Paz, sin plata para reparar las calderas

05/07/2011 Opina

Llegó el invierno y el hospital de La Paz no tiene dinero para reparar las calderas que llevan agua caliente y calefacción a todo el edificio; al problema se suma el mal estado en el que se encuentra la mayoría de los baños, con cañerías tapadas, instalaciones desbordadas e incluso clausuradas.

El director del hospital, Manuel García, reconoció la falta de inversión que viene padeciendo el edificio en los últimos años y admitió que le ha solicitado ayuda a la comuna, para intentar sortear los inconvenientes que se agudizan con el frío. «Lamentablemente, los problemas existen y hasta acá nadie nos ha dado una mano», aseguró García y siguió: «La comuna nos ayudó con algunas reparaciones menores, pero el problema es que este edificio ya tiene 25 años y en todo este tiempo no recibió un mantenimiento adecuado. La solución es que se apruebe la obra de ampliación del hospital, cuyo proyecto está en el Ministerio de Infraestructura».

El hospital Arturo Ilia tiene once habitaciones para internación y la caldera funciona al 20% de su capacidad, lo que ocasiona que el personal termine haciendo sus tareas con agua fría y que muchos familiares de los pacientes deban llevar sus propias mantas y calentadores a las habitaciones. «Hay algunos calefactores y los enfermeros hacen lo que pueden, pero el frío se siente mucho porque falta una calefacción central», dijo Natalia, una vecina que esperaba por una consulta médica.

El senador Raúl Muñoz (UCR) comentó que en agosto de 2010 la Legislatura aprobó una resolución para incluir en el Presupuesto de este año los fondos necesarios para reparaciones en el hospital Ilia. «Desde el Ejecutivo me aseguraron que la obra se había incluido y hasta fue mencionada en el discurso del gobernador Celso Jaque en la Legislatura», dijo el senador y cerró: «Lo cierto es que no está, en el Presupuesto 2011 no existe ninguna refuncionalización del hospital Ilia».

El municipio trabajó en la reparación de algunos baños y hasta recibió una nota del director del hospital solicitándole una colaboración para resolver el problema de la caldera. «Los baños de las habitaciones estaban clausurados o funcionando a un 10%, hemos comprado el material y puesto la mano de obra», comentó el intendente Gustavo Pinto y siguió: «Con el director García tenemos una buena relación, pero es evidente que el Gobierno no le está pasando los fondos necesarios para garantizar un mínimo funcionamiento».

En realidad, todo el servicio sanitario del hospital es obsoleto y los caños se rompen con gran facilidad. «Más que arreglos, lo único que podemos hacer son parches», confesó García y tras reconocer que el baño de ginecología está directamente clausurado, agregó que la burocracia le impide avanzar con soluciones de fondo: «La reparación de la caldera es todo un problema porque, por un lado no tenemos el dinero, pero como hay que licitar la obra las empresas no quieren venir a La Paz a hacer un trabajo de 30.000 pesos; estamos lejos y eso complica mucho la situación».

El director especula con salir del paso con ayuda de la cooperadora, pero -dice- «la verdad es que la solución definitiva es aprobar la ampliación del hospital, que después de 25 años quedó chico».

 

Fuente: Diario Los Andes.-