HomePOLICIALES

Violencia de género: disparó a su ex mujer embarazada

11/07/2011 Opina

Un clásico caso de violencia de género se produjo ayer en Rivadavia: una hombre le disparó a su ex mujer -una joven de 21 años que se encuentra embarazada- tras mantener una discusión en la vía pública. El hombre está identificado y prófugo; la chica, fuera de peligro.

La víctima, identificada como Adriana Funez, de 21años, fue derivada en un primer momento a la guardia del hospital Carlos Saporiti de Rivadavia y luego al Italo Perrupato, en San Martín.

Allí los médicos prefirieron, por el momento, no extraerle el proyectil para evitar complicaciones con el embarazo. La joven está fuera de peligro.

Según información policial, cerca de las 22 del domingo, Adriana Funez se encontraba con su hijo y su actual pareja en las inmediaciones de su casa, ubicada en la manzana C del barrio 9 de Julio, de la ciudad de Rivadavia, cuando apareció inesperadamente Gabriel Flores, quien sería su antigua pareja.

En ese momento, según indicó una fuente judicial consultada por Los Andes, el hombre comenzó a amenazar a la mujer y en un momento sacó un arma de fuego y disparó contra la embarazada.

El proyectil dio en la pierna derecha de Funez, quien fue asistida por su actual pareja, mientras el agresor desaparecía del lugar.

En ese momento los vecinos denunciaron la situación y se desplazó una ambulancia hasta el lugar y un móvil policial.

Fue hospitalizada

Cuando la paciente ya estaba en el Saporiti llegó personal de la Oficina fiscal de Rivadavia y tomó algunas declaraciones que permitieron dar los primeros pasos en la investigación.

Posteriormente, Flores fue localizado por la Policía pero no pudo ser apresado y, ayer al cierre de esta edición, era buscado en distintos lugares de Rivadavia pero sin resultados.

«En principio es una caso de violencia de género. Hubo una fuerte discusión y luego el agresor disparó sobre la mujer que esta embarazada», indicó una fuente judicial del Este. El caso fue caratulado como lesiones agravadas por el uso de arma de fuego y amenazas agravadas.

 

Fuente: Diario Los Andes.-