HomePOLICIALES

Caso Gini: dudosa versión dieron 5 mujeres

16/08/2011 Opina

Se reinició el debate por el crimen de Pedro Gini (65), comerciante de Junín asesinado durante la noche del 28 de setiembre de 2009. Ayer declararon cinco mujeres, que aseguran que César ‘Turco’ Pace (44), uno de los imputados que tiene el caso y sindicado por otro de los detenidos como el autor material del homicidio, habría estado aquella noche en un cumpleaños que se festejaba en un asentamiento de Godoy Cruz y no en una finca en las afueras de la ciudad de Junín, donde se cometió el asesinato.

El tribunal, presidido por Salvador Arnal e integrado por Jorge del Pópolo y Eduardo Orozco escuchó a las mujeres pero mostró dudas sobre sus dichos, especialmente por el hecho de que todas ellas se presentaron a declarar por primera vez ayer, a mitad del debate, siendo que Pace lleva detenido casi un año.

María Elizabeth Dilecci (amiga de Pace), Eliana Soriano (su cuñada), Norma Millicay (ex pareja del imputado), Lorena Farías (su sobrina) y Marlene Lucero (mamá de la niña a la que le habrían festejado el cumpleaños) coincidieron en señalar que el día del crimen, César Pace estuvo en la casa de su madre, en un asentamiento en Godoy Cruz donde se festejaba un cumpleaños.

Según las mujeres, aquel día hubo una chocolatada que arrancó a eso de las 5 de la tarde y por la noche, una choriceada de la que Pace habría sido el asador. Todas las testigos fueron aportadas por la defensa del imputado y coincidieron en que Pace no abandonó la casa en ningún momento, y Norma Millicay jura que ambos se quedaron a dormir allí hasta el día siguiente.

Para el tribunal, estos testimonios resultan sospechosos ya que ninguno de ellos fue aportado durante la etapa de instrucción, lo que resulta por lo menos extraño, ya que todas dicen tener una relación cercana con el acusado. Ante la consulta de por qué no se presentaron antes a declarar, ninguna supo explicarlo claramente.

«Cuando lo detuvieron (agosto de 2010) hicimos memoria con mi mamá y recordamos que no podía ser, porque él había estado en el cumpleaños», dijo Lorena Farías, pero no aclaró por qué demoró casi un año en salir a defender a su tío.

Frente a esta situación, el tribunal decidió dejar a las cinco mujeres incomunicadas luego de sus declaraciones, con «la sospecha fundada de que han incurrido en falso testimonio», pero pasado el mediodía y atendiendo a que todas son mamás de niños pequeños, los magistrados las dejaron ir a sus casas, adelantando que «esa situación la vamos a resolver cuando dictemos sentencia». De comprobarse que mintieron, la ley prevé hasta diez años de prisión.

Comprometidos

De los cinco detenidos por el homicidio de Pedro Gini (a quien envolvieron con cables y le molieron la cabeza a golpes), tres han declarado buscando despegarse del crimen y sostienen que aquella noche, no estuvieron en el interior de la casa cuando se cometía el asesinato.

Así, y mientras que Luis Alberto Rodríguez (38) asegura que fue desde el barrio la Gloria a Junín sólo como remisero del grupo, Jorge Misael González (27) y Manuel Gustavo Sosa (41), dicen que llegaron a Junín con la idea de comprar herramientas y que recién entraron a la casa cuando los otros dos los llamaron. Sosa va más allá todavía y dice que cuando ingresó vio a un hombre tirado en el suelo y que el Turco Pace le dijo que él lo había matado.

Sin embargo, las declaraciones de los policías que persiguieron y detuvieron a la banda en la ruta 7, el testimonio de la viuda y algunas huellas y pisadas encontradas en la casa, situarían a los cinco imputados en la escena del crimen.

Ayer pidieron declarar César Pace y Walter Orlando Gelvez (25), que hasta ahora se habían abstenido de hacerlo y cuya situación se encuentra muy comprometida (especialmente en el caso de Pace) por el testimonio del resto de los imputados.

Los magistrados escucharán sus testimonios hoy y luego definirán cuándo se escucharán los alegatos del fiscal Alberto Acevedo y de los abogados defensores. Luego se dictará sentencia.

 

Fuente: Diario Los Andes.-