HomeSOCIEDAD

Con delicado cuadro de abandono, esperan una buena recuperación para Tatiana

24/08/2011 Opina

«Por culpa de la madre, a mi nieta se la estaban comiendo los piojos; es lamentable pero la tenía olvidada. Ni siquiera a un animal se lo puede dejar en esas condiciones», dijo ayer, muy dolido, Juan Domingo Espinosa, abuelo de una niña de apenas dos años que fue internada este domingo en el hospital Perrupato, con un severo cuadro de pediculosis y signos de abandono.

La menor fue llevada al hospital de San Martín por su papá, Leonardo Espinosa (24) y quedó internada en el área de Pediatría. Ayer, el joven padre explicó: «Tengo dos hijos y la madre los tiene abandonados. He denunciado la situación, pero apenas si me deja verlos».

Leonardo asegura que desde hace más de ocho meses viene gestionando ante la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf) la tenencia de sus hijos. «No he tenido ningún tipo de respuestas; aunque les dije que los tenía mal atendidos me respondieron que nunca iban a estar mejor que con su mamá y que les tenía que llevar pruebas. En todo este tiempo la trabajadora social fue una sola vez y evaluó el asunto desde la puerta de la casa», explicó el muchacho y dijo que denunció a su ex pareja en la Fiscalía de Rodeo del Medio.

Desde hace un año y medio Leonardo está separado de Daniela Palma (20), con quien ha tenido dos niños: Leonel (5) y Tatiana (2). El joven trabaja como jornalero y vive en el barrio Flores, de San Roque, en Maipú; a unas dos cuadras de su casa está la de Daniela, que tiene bajo su cuidado a los hijos de ambos. Según cuenta el muchacho, desde hace unos quince días que no veía a su hija y el domingo la tuvo con él.

«Tenía unas picaduras en la cara y se lo dije a Daniela. Me contestó que eran porque le estaba por dar varicela, pero a mí me pareció que no podía ser y la entré a revisar. Entonces le encontré más lastimaduras, algunas de ellas infectadas y con pus», recordó Leonardo y agregó: «Entonces llamé a mi tío y le pedí que me acercara al hospital; acá la vio la pediatra y enseguida la dejó internada».

El director del hospital Perrupato, Gustavo Patti, confirmó que la niña presenta un cuadro severo de pediculosis con un proceso de infección en la piel, que le ha producido un absceso de pus en la cabeza, entre otras marcas que se observan en la cara y en la parte superior del torso.

«Hemos observado una extrema falta de higiene y, aunque socialmente estamos ante un caso muy grave, desde el punto de vista médico afortunadamente la niña se recuperará en unos quince días». Para erradicar el gran número de piojos, la cabeza de Tatiana fue rasurada y se encuentra bajo un tratamiento de antibióticos y cremas tópicas.

La chiquita permanece internada en la habitación 67, donde se encuentra con su papá y parte de su propia familia. «Mi ex mujer vino anoche (por el lunes) a verla, pero sólo la dejaron entrar acompañada por la policía y a los cinco minutos tuvo que irse. Espero que esta vez la Dinaf entienda, de una vez por todas, que ella (Tatiana) y Leonel tienen que quedarse conmigo», concluyó.

 

Fuente: Diario Los Andes.-