HomePOLICIALES

La feroz golpiza al profesor de una escuela de San Martín fue por una causa pasional, según la Policía

27/08/2011 Opina

Para la Policía, ya no quedan dudas. El ataque al profesor del instituto terciario de San Martín fue por motivos pasionales. Sólo falta identificar judicialmente al agresor y que éste confiese el motivo. Incluso la víctima aceptó esta hipótesis en sus testimoniales en la fiscalía. Ante la consulta de este medio, la víctima prefirió “guardar silencio y esperar a que el agresor sea detenido y preste declaración”.

El pasado miércoles 17, Rubén Ferreira (53), profesor de Ciencias de la Educación del Instituto de Educación Superior Docente y Técnica Nº9-001 General José de San Martín, fue atacado a golpes por un desconocido. El agresor utilizó un caño de gas con el que le fracturó el tabique, le desprendió un párpado y le produjo múltiples traumatismos.

La agresión se produjo a las 11.30, cuando el profesor se retiraba del establecimiento y había caminado ya dos cuadras hacia la parada del colectivo. La víctima dijo no haberlo visto claramente y aseguró en su primera declaración en la Justicia que su atacante le gritó: “Esto es por haber desaprobado a mi hija”.

Ayer, al ser consultado por Diario Uno sostuvo esa versión. “Eso es lo que me dijo”, repitió, y agregó: “Espero que sea detenido y él mismo explique por qué me atacó”.

Ferreira todavía está convaleciente y no ha regresado a trabajar. Declaró tres veces, desde el día del ataque, y fue entrevistado por los investigadores del caso.

Hasta aquí siempre mantuvo que el agresor le dijo que el ataque era una venganza por desaprobar a su hija. Sin embargo, él mismo se encargó de poner en dudas este argumento.

En la investigación ya se descartó que sea el padre de una alumna el agresor y las sospechas están centradas en al menos dos hombres: el novio de una estudiante y el esposo o pareja de otra.

Lo curioso del caso es que la Justicia ha obtenido más datos del entorno del profesor y del alumnado que de la misma víctima y las autoridades.

Estos datos permitieron dirigir a investigación hacia dos personas en concreto, que ya están identificadas. Se espera que la fiscal Florencia Díaz Peralta resuelva si corresponde hacerlas comparecer o si se deben cumplir otras medidas preliminares.

Ferreira es docente del establecimiento Nº9-001 desde 1993 y por eso es muy conocido. Alumnos y ex alumnos lo califican como un docente abierto al diálogo y predispuesto a trabar amistad con ellos.

Lo que se estima es que la relación afectiva con alguna alumna, algún intercambio de mensajes de texto u otro tipo de comunicación entre el profesor y una de estas jóvenes haya desatado los celos de su novio o esposo y éste haya decidido atacar al docente en medio de una crisis de celos.

El profesor ya se encargó de aclarar: “Por más que me lo pongan adelante, no lo puedo reconocer”. Esto complicará el reconocimiento.

 

Fuente: Diario Uno.-