HomeDEPARTAMENTALES

Quedó impermeabilizado el canal de riego más importante del Este

30/08/2011 Opina

Después de más de un año de trabajo y de una inversión que ronda los 100 millones de pesos, quedó terminada en la zona Este la impermeabilización del canal matriz San Martín, una obra de 22 kilómetros de cauce optimizados, que permite mejorar la condiciones de riego de unas 25.000 hectáreas de cultivos, en los departamentos de Junín y San Martín.

Desde el jueves, el nuevo canal hormigonado quedó habilitado y ya está llevando agua desde el Carrizal a los más de 5.000 regantes que atiende en la zona; Ceosa es la empresa que realizó los trabajos y sólo le quedan por terminar algunas obras relacionadas con la forestación, la construcción de acequias suplementarias y la instalación de compuertas y alambrados. La obra será formalmente inaugurada por Irrigación dentro de unos 30 días.

«Para tener una idea de la importancia que tiene este canal para la región, hay que tomar en cuenta que el 40% del agua que entrega el dique Carrizal viaja por el matriz San Martín», explicó Abel González, inspector de ese cauce y aseguró que la impermeabilización del canal «permite recuperar un 10 por ciento de agua, que hasta hace poco se perdía por infiltraciones en la tierra». Eso significa unos dos metros cúbicos más de agua por segundo, es decir la misma cantidad de líquido que llevan canales como el Sur Alto Verde.

«Es una muy buena noticia para nosotros, los regantes, especialmente si tenemos en cuenta la crisis hídrica que viene afectando a la región desde hace algunos años», opinó Marcelo Gómez un productor de San Martín, dueño de 20 hectáreas de uvas.

El canal matriz San Martín transporta unos 22 metros cúbicos de agua por segundo, un caudal similar al que tienen durante el año algunos ríos como el Tunuyán, y su impermeabilización permite no solo evitar pérdidas de líquido por filtraciones en la tierra, sino que acelera los tiempos de recorrido del caudal.

Para tener una idea de esto alcanza con señalar que hasta el año pasado, al agua le llevaba un promedio de diez horas recorrer el tramo entre que hay entre el dique Venegas y la zona de Orfila, en Junín, que ahora lo cubre en poco menos de tres horas.

La impermeabilización de un canal implica siempre la erradicación de parte del arbolado que acompaña el viejo cauce y su reemplazo por nuevas plantas, ha sido generalmente una tarea deficiente y torpe, que termina con árboles secos falta de agua.

Abel González asegura que se han corregido los errores y que la correcta reforestación de los cauces ha sido tenido en cuenta en el mismo pliego de licitación. «La empresa constructora tiene que plantar unos 12.000 árboles nuevos pero antes de hacerlo, Irrigación deberá aprobar el sistema de riego que la empresa haya diseñado y que garantice que los plantines recibirán agua del canal impermeabilizado, para que de ese modo no se sequen al poco tiempo».

Así las cosas y con un 10 por ciento más de agua, Irrigación debe evaluar si la optimización conseguida en el matriz San Martín se utilizará principalmente para mejorar las condiciones de riego de los actuales 5.000 regantes o si se buscará aumentar la cantidad de hectáreas cultivadas en la región; lo cierto es que la inversión realizada llega a los cien millones de pesos, una de las cifras más altas destinadas por Irrigación a un cauce de riego.

 

Fuente: Diario Los Andes.-