HomePOLICIALES

Tres detenidos por el homicidio de Mauricio Dibelli

01/09/2011 1 Comentario

Tres personas fueron detenidas por el homicidio de Mauricio Dibelli, el joven de 18 años que fue encontrado, sin vida, enterrado en un pozo en Rivadavia. Los investigadores barajan varias hipótesis, entre ellas un crimen por motivos pasionales o bien una deuda de dinero. El sábado habría existido una pelea entre los ahora imputados por el crimen y la víctima.

Según informaron fuentes policiales, los detenidos son Andrés Simón (35), Andrés Peñaloza (18) y Johana Soria (22). El primero tiene varios antecedentes, entre ellos uno por robo agravado seguido de muerte; mientras que Peñaloza tiene causas por abuso sexual y robo.

Un comisario ligado a la investigación explicó que las tres detenciones se produjeron el martes en la mañana, horas antes del hallazgo del cuerpo.

«Las tres personas, que viven sobre calle Arroyo de Los Campamentos, fueron detenidas en sus casas y en ese momento se los aprehendió por averiguación de antecedentes ya que existía una denuncia de paradero por el joven y todos habían discutido con la víctima el sábado. Es más, algunos testigos dijeron que el lunes vieron a Videli caminar con Peñaloza cerca del lugar donde finalmente se encontró el cuerpo», explicó el jefe policial.

De esta manera, dichas pistas concentraron toda la atención en los ahora detenidos.

Una fuente judicial explicó que los detenidos fueron imputados por privación ilegítima de la libertad en concurso real con homicidio agravado. Asimismo aseguró que la causa podría tener más novedades en las próximas horas. Además, explicó que los tres detenidos son conocidos y que el mayor sería el padrastro del menor.

Una vez encontrado el cuerpo, el martes en la noche, se realizó un allanamiento en la casa de la madre de Peñaloza. Allí la policía encontró un cuchillo de unos 50 centímetros y dos machetes (uno de 45 centímetros y el otro de 47) que podrían ser las armas homicidas. Además, cerca de la cama de Peñaloza se hallaron ropas con posibles manchas de sangre y restos de barro que van a ser analizadas por los peritos.

Entre las presuntos motivos de asesinato, dicha fuente judicial aseguró que si bien «no se descarta ninguna hipótesis, se baraja la posibilidad de un crimen pasional y también de una deuda económica que existía entre los involucrados».

Macabro hallazgo

El cuerpo sin vida de Mauricio Dibelli fue encontrado en la tarde del martes en un pozo, en una finca ubicada en Ruta 62 y calle California de Rivadavia.

Según explicaron desde la Justicia, la familia y la policía habían llegado hasta ese lugar y vieron un sector del terreno que tenía signos de haber sido removido recientemente.

Las investigaciones se centraron en ese lugar ya que los testigos afirmaron haber visto a Dibelli el lunes en la tarde caminar por la zona junto a Peñaloza.

Fuentes ligadas a la investigación informaron que el cadáver tenía tres heridas: una cortopunzante de once centímetros de profundidad en la región occipital que le había fracturado el cráneo y dos producidas con un arma blanca en el cuello y en la mano derecha.

Además, el cuerpo presentaba hematomas, algunos de larga data (que serían producto de la pelea que tuvo el sábado) y otros más recientes.

Por el tiempo de las heridas, los investigadores creen que el asesinato se produjo alrededor de 24 horas antes del hallazgo del cadáver. Además aseguraron que el crimen se produjo dentro de la finca.

Desaparecido

La noche del sábado 27 de agosto Dibelli salió de su casa, ubicada en la manzana B del barrio Titarelli del distrito Los Campamentos de Rivadavia.

Según explicó su familia, esa noche Mauricio iba a ir a bailar. Pero jamás regresó a su hogar.

Como el fin de semana pasó y todavía no tenían noticias sobre su hijo, los padres de Dibelli pusieron una denuncia de averiguación de paradero el lunes en la noche en la Oficina Fiscal de Rivadavia- Junín, quien está a cargo de la investigación.

 

Fuente: Diario Los Andes.-

 

1 Comentario »

  • carla dijo:

    yo lo conoci al chico era muy lindo pero pobre la familia lo lamento mucho