HomePOLICIALES

Llega a juicio la mujer que intentó asfixiar a sus dos hijos con gas

06/09/2011 1 Comentario

En junio de 2010, Emilce Canciani (30) durmió a sus dos hijos, los acostó sobre un colchón que puso en la cocina y quiso asfixiarlos con el gas de las hornallas. El caso ocurrió en la ciudad de Rivadavia y las criaturas se salvaron de morir gracias al auxilio de una vecina. 

La madre fue internada en el hospital El Sauce y más tarde imputada por el caso; ahora llega a juicio en la Cámara del Crimen de San Martín, acusada de homicidio agravado por el vínculo en grado de tentativa.

El delito por el que Emilce Canciani está acusada, contempla una pena que va de los diez a los 15 años de cárcel, pero en su caso hay una serie de atenuantes que podrían aliviar la condena y existe la posibilidad de que el debate se resuelva hoy en un juicio abreviado, si la defensa y la fiscalía llegan a un acuerdo en el monto de la pena, asunto que están discutiendo desde ayer.

La historia arrancó el martes 29 de junio de 2010 a la siesta, cuando Emilce decidió sellar con trapos y papeles las ventanas y puertas de la casa que alquilaba en calle Presbítero Olguín 381, de la ciudad de Rivadavia.

La mujer tomó luego cuatro pastillas de Alplax y le convidó también a sus hijos, una niña de cuatro años y su hermanito, de apenas un año y medio; colocó un colchón en el comedor donde los niños quedaron adormecidos, escribió una pequeña carta diciendo «que Dios perdone a los que hacen daño a los demás» y finalmente abrió las llaves de gas del calefactor, de las hornallas y del horno.

Sin embargo, algo la hizo cambiar de idea, salió de la casa y se cruzó hasta lo de una amiga donde tomó un café, aunque nada dijo de la tragedia que se cernía en su hogar; más tarde caminó hasta lo de María Inés, otra amiga de la cuadra, donde estuvo por más de una hora tomando mate y viendo junto a ella y su novio el partido entre España y Portugal disputado durante el Mundial de Fútbol de Sudáfrica.

Afortunadamente María Inés sospechó algo malo, la vio a su amiga dubitativa y adormecida, y cuando le preguntó por los hijos, Emilce simplemente dijo que los había dejado durmiendo. Siendo los chicos tan pequeños, la mujer no se conformó con la respuesta e insistió en ir hasta la casa, donde se encontró con el grave escenario, aunque rápidamente y con la ayuda de su novio rescataron a los menores y los llevaron al hospital Saporiti.

La extraña actitud de Emilce, que primero habría pretendido suicidarse aunque después abandonó la casa y se desentendió de la suerte de sus hijos, sumada a sus habituales desequilibrios emocionales llevaron a la Justicia a pedir la intervención de los médicos de El Sauce y luego de un diagnóstico fue formalmente acusada por intentar matar a sus propios hijos.

El tribunal está presidido por Eduardo Orozco e integrado por Salvador Arnal y Jorge del Pópolo. «Es un caso muy particular y si bien hay que castigar el delito, existen grandes atenuantes que podrían aliviar la pena que reciba», explicó una fuente de tribunales.

 

Fuente: Diario Los Andes.-

 

1 Comentario »

  • CARLA dijo:

    ES MUY FACIL OPINAR CUANDO UNO NO HA VIVIDO EN CARNE PROPIA EL VACIO, DESOLACION, ACORRALAMIENTO Y PODRIA DECIR MIL COSAS MAS SOLO LO PUEDO SIMPLIFICAR COMO UN PICO BIPOLAR. NO ES «JUSTIFICABLE» PERO HAY QUE ESTAR EN ESE LLUGAR, EN ESE SENTIMIENTO Y SOBRE TODO EN ESE MOMENTO TAN CRUSIAL PARA VER COMO UNOM ACTUARIA.
    ESTO VA CON TODO RESPETO Y NO ESPERO QUE LO ENTIENDAN, NO PODRAN, SOLO QUELO LEAN. MUCHAS GRACIAS.