HomePOLITICA

Un intendente fue multado por tratar de “borracho” a un concejal

13/09/2011 1 Comentario

El intendente de Santa Rosa, Sergio Salgado (PJ) tuvo que pagar en estos días 17.000 pesos por un juicio que le inició en el 2008 (y que ahora le ganó) el demócrata Gustavo Muñoz, que por entonces era el presidente del Concejo Deliberante de ese departamento.

Muñoz lo denunció penalmente por injurias y el problema se originó cuando en el inicio de las sesiones ordinarias del Concejo hubo un duro cruce de palabras entre Salgado y Muñoz, donde el intendente acusó al concejal de venir a las sesiones borracho y de haber estado «descompuesto por una botella de cerveza».

Para entender el enfrentamiento hay que recordar que el 2008 fue para los santarrosinos, un año atravesado por una larga crisis política cuyos coletazos llegan hasta hoy y que incluyó denuncias cruzadas de corrupción entre concejales y de algunos de estos con el intendente; Muñoz fue entonces un fiero rival de Salgado y hasta hubo un proceso de destitución que alejó al intendente de la comuna entre noviembre de 2008 y febrero de 2009.

En ese panorama caliente y tras su mensaje de inicio de sesiones, Salgado explicaba datos de una auditoría, cuando tuvo un duro cruce con el presidente del Concejo, Gustavo Muñoz, a raíz de una deuda de la comuna por una obra de asfalto. «¿Usted está sobrio presidente? Porque me consta que ha venido a sesiones borracho y por eso le pregunto», soltó el intendente en el momento más caliente de la discusión.

Ante una pregunta de este diario Muñoz negó haber ido ebrio a las sesiones, admitió que se tomó una licencia «pero fue por problemas familiares» y más tarde denunció al intendente por injurias, al señalar «el perjuicio moral que le causó la acusación, en la estima, crédito y buen nombre ante sus colegas y ante sus representados». Aquel enfrentamiento dentro del HCD quedó reflejado en una nota de Los Andes que sirvió de prueba durante el juicio, a favor de Muñoz.

Consultado sobre el asunto, Salgado aseguró que ya pagó el monto de la sentencia, pero se mostró muy molesto porque «no pude defenderme; la Justicia nunca me llamó y me enteré del resultado del juicio cuando me llegó la orden de pago, que son unos 17.000 pesos contando lo que se llevan los abogados».

El intendente dijo que «el juez nunca me citó a declarar ni a mostrar mis pruebas; pero ahora no tiene sentido hablar de eso porque no quiero que vuelva a denunciarme». Los Andes intentó en varias oportunidades hablar con Muñoz y aunque inicialmente aceptó dar una nota, luego ya no contestó a los llamados.

 

Fuente: Diario Los Andes.-

 

1 Comentario »

  • observador politico dijo:

    ESTOS ENTREDICHOS ESTERILES, SE TERMINARAN CUANDO SE DESIGNEN CONSEJALES A-DONOREN EN TODAS LA MUNICIPALIDADES DE LA PROVINCIA.-