HomeMAS NOTICIAS

Prevenir el cáncer de mama también en los hombres

05/10/2011 Opina

Mendoza se viste de rosa. Algunos edificios públicos están iluminados con esas gamas, cintas de este color se ofrecen en las farmacias y muchos mendocinos las llevan en sus prendas. Hasta los semáforos están adornados con este distintivo.

Este furor del rosa se debe a que durante todo el mes de octubre se realizan a nivel mundial campañas de concientización contra el cáncer de mama, y la provincia no es ajena a este cometido.

Si bien las actividades preventivas están eminentemente apuntadas a las mujeres, hay que saber que los hombres también pueden padecer esta enfermedad. De hecho, los pacientes masculinos representan 1 por ciento de los casos que se descubren anualmente.

«En los varones, la incidencia del cáncer de mama es muy baja, pero hay casos. Lo que ocurre generalmente es que cuando se descubre ya está muy avanzado», apuntó Gustavo Tanús, director del Programa Provincial de Prevención de Cáncer de Mama y Cuello Uterino.

Esto se debe a que no hay una metodología anual de control que los incentive a realizarse mamografías, el estudio principal para detectar la presencia de esta afección.

Según el oncólogo Rafael Manzur Luna, este padecimiento afecta en su mayoría a las mujeres por la presencia de estrógenos, pero también tiene un importante factor hereditario que puede perjudicar a ambos.

«Tanto para ellas como para ellos, el factor hereditario es importante», aclaró el doctor, quien aconsejó a los varones estar atentos ante la aparición de cualquier tipo de bulto, tanto en las mamas como en las axilas. «Apenas notan un nodulito, deben consultar con un médico que los derive; otro síntoma que puede aparecer es el sangrado en los pezones», añadió el profesional.

Mejor prevenir

Según informó Gustavo Tanús, en Mendoza aparecen 730 casos nuevos al año y de ellos, 1 de cada 100 pertenece a hombres. De este total mueren 230 personas por no haberse diagnosticado a tiempo.

Con estas campañas nacionales lo que se pretende es recordarles a las mujeres, que son las más afectadas, que pasados los 40 años deben realizarse una mamografía anual. Además pueden complementar este cuidado con un autoexamen -una vez al mes después de la menstruación- y estudios ginecológicos periódicos.

Para el doctor Carlos Thomas de la Fundación Oncológica COIR, el cáncer de mama no es sólo un problema de las féminas, sino de toda la sociedad.

«Muchas saben que hay que hacerse los controles pero no lo hacen, por eso es necesario que el marido, los compañeros, los empleadores y los médicos, aunque no sean de esa especialidad, les exijan que se hagan los exámenes correspondientes. Es la única manera de lograr un cambio cultural», resaltó.

Actividades

OSEP, la Liga de Lucha contra el Cáncer y la Escuela de Medicina Nuclear realizarán diversas acciones para concientizar sobre esta enfermedad.

En la sede de la Fuesmen, Garibaldi 393, se hacen mamografías a $ 80 para las mujeres que no tengan obra social.

OSEP apostará un mamógrafo móvil en puntos estratégicos de la provincia como la Peatonal, el Shopping y la plaza Independencia para ofrecer estudios a las afiliadas. También ser realizarán charlas en las delegaciones de esa institución y se repartirán folletos en la vía pública.

 

Fuente: Diario Los Andes.-