HomeDEPORTES

«Yoni» Barros dejó todo pero no le alcanzó para retener el título mundial

15/10/2011 Opina

El mendocino Jonathan Barros no pudo esta vez frente al panameño Celestino Caballero y cayó en falló unánime claramente, en el mítico escenario del boxeo de Suramérica, el Luna Park, y resignó la corona de los pluma de la Asociación Mundial de Boxeo. De esta manera Caballero se consagró bicampeón, ya que había sido titular supergallo AMB.

Fue la  pelea revancha de aquel polémico fallo de la primera pelea disputada en Mendoza, el 2 de julio pasado. Esta vez, el ex campeón mundial no dejó dudas de su triunfo.

El jurado lo vio ganar así al panameño: Alfredo Polanco (México) 111 a 118;  Stanley Christodoulou (Sudáfrica) 111 a 117 y el estadounidense Thomas Miller 112 a 116. El supervisor fue el nicaragüense Renzo Bagnariol.

Más Deportes vio ganar a Caballero nuevamente por 111 a 115.

Caballero en los últimos 4 asaltos terminó por refrendar toda la superioridad que ya había insinuado en el resto de los asaltos frente Jonathan Barros, que  fue intermitente, logró contener por momentos, pero desde el octavo hasta el final se quedó sin recursos y terminó de sucumbir. Pensó que podía llegar a definir el pleito con un buen golpe que nunca llegó.

Desde el primer round fue de estadio pero los mejores golpes netos desde los ganchos de izquierda y derecha fue Pelenchín quien mandó siempre, principalmente en los cuatro primeros asaltos.

En el quinto fue decidiendo la pelea, cuando lo tuvo al borde del nocaut al pupilo de Bracamonte,  Barros, sobre el final. Trastabilló el mendocino, pero no se achicó el entonces campeón. Igual, el round se lo llevó el panameño.

En algunos pasajes Barros tomó la iniciativa, siempre de contra con el upper de izquierda y derecha. Tuvo algún buen pasaje en el sexto y séptimo, pero la pasó muy mal en el décimo primero, cuando tiró dos veces el protector bucal y sólo su espíritu lo mantuvo en pie para soportar el castigo de quien se veía que inevitablemente se llevaría la corona que así perdía Yoni Barros.

 

Fuente: Diario Los Andes.-