HomeMAS NOTICIAS

San Martín: ordenan desalojo de la Subsecretaría de Trabajo

01/11/2011 Opina

La Justicia ordenó ayer desalojar a la Subsecretaría de Trabajo del local que ocupaba en la ciudad de San Martín, por una deuda de al menos siete meses de alquiler, que ese organismo mantiene con el dueño del inmueble, ubicado en calle 9 de Julio al 635.

La medida fue ordenada por el Segundo Juzgado de Paz de la Primera Circunscripción y debía ejecutarse temprano, de ser necesario con el auxilio de la fuerza pública; pero lo cierto es que no hizo falta llegar al desalojo judicial porque el delegado y sus colaboradores ya se habían mudado el sábado, y en la vivienda de 9 de Julio sólo quedaron algunos letreros en la puerta, anunciando el cambio al nuevo domicilio de la esquina de Alsina y Belgrano.

«Decidieron irse antes de que los desalojaran por la fuerza», resumió el representante legal del dueño del local, quien adelantó: «Ahora vamos a seguir con la denuncia, para cobrar los siete meses de alquiler que deben, más los intereses por una deuda anterior que fue cancelada parcialmente y las costas del proceso».

El delegado en San Martín, Alfredo Cortez, dio a  conocer la posición de la subsecretaría ante el tema: «Lo que puedo decirle es que acá el problema es que el dueño del local no envió las facturas a tiempo; y usted sabe que los pagos en el Estado requieren, primero que nada, presentar facturas en forma».

El dueño del local que hasta el sábado ocupó la Subsecretaría de Trabajo en la ciudad de San Martín, se llama Miguel Oscar Mastrosimini (72) y vive en Australia; su representante legal asegura que siempre hubo inconvenientes para cobrarle el alquiler al gobierno:

«Al comienzo eran todos pagos atrasados y llegó el momento en el que directamente dejaron de pagar. En febrero de este año iniciamos un expediente para el cobro de los meses adeudados, que iban desde enero de 2009 a diciembre de 2010».

Ese juicio fue por $ 99.500 y según explicó la abogada de Mastrosimini, en marzo el Gobierno pagó $ 70.000 por deudas de casi dos años de alquiler, pero no reconoció los intereses.

«Esos intereses no cobrados y los meses que van desde abril a la fecha suman más de $ 50.000 que el Gobierno no ha pagado y que desembocaron en esta orden de desalojo ordenada por el Segundo Juzgado de Paz», comentó la representante legal de Mastrosimini y reiteró:

«Ahora que desalojaron el local, vamos a seguir trabajando para cobrar lo que le deben al dueño del inmueble».

Al respecto, Cortez dijo: «Yo no puedo decirle si la subsecretaría pagó toda la deuda o si quedaron intereses porque no es mi área; lo que sí le aseguro es que el dueño no presentaba las facturas en tiempo y eso ha ido retrasando todo».

Ayer, las personas que llegaban buscando algún tipo de asesoramiento o trámite al antiguo domicilio de la Subsecretaría de Trabajo, se encontraron con la noticia de la mudanza, y no fueron pocos los que mostraron su desconcierto respecto a dónde quedaba el nuevo local.

«Por qué no pusieron un croquis señalando dónde queda la esquina de Alsina y Belgrano, para que los que no somos de acá podamos ubicarnos», se quejó Omar Brindisi.

 

Fuente: Diario Los Andes.-