HomeMAS NOTICIAS

Vecinos dicen que pusieron $ 7.000 para destacamento y piden seguridad

24/11/2011 Opina

El barrio La Primavera está en la zona sur de la ciudad de San Martín. Viven allí más de 600 personas y la unión vecinal viene pidiendo, desde hace meses, que el destacamento policial vuelva a tener un móvil, para que los uniformados cumplan con la tarea de recorrer la zona.

«Al destacamento lo armamos en 2008 con más de $ 7.000 que pusimos para que funcionara en nuestro local; lamentablemente las cosas han cambiado, nos hemos quedado sin móvil y muchas veces el lugar está cerrado o los policías no salen a caminar y permanecen encerrados», dice Antonio Sánchez, presidente de la agrupación.

La Primavera está en una zona considerada «difícil» por la policía y en 2008, el entonces comisario general Pedro Jiménez creó un puesto de avanzada policial y también colaboró con la formación de uno de los primeros grupos de minipolicías que hubo en el Este, tareas que lograron bajar el índice de delitos.

El puesto policial fue más tarde elevado a destacamento y ese mismo año llegó un móvil para patrullar toda la zona, que se completa con los barrios Perito Moreno, Ambrosio y Esther González, entre otros, donde viven más de 2.000 personas. Eso fue hace más de dos años y la gente dice que desde entonces las cosas cambiaron para peor.

«Al primer patrullero que tuvimos le arreglamos el motor con plata de la unión vecinal, pero enseguida se lo llevaron a la comisaría 12; después, en junio de 2009 nos dieron otro, pero a los 40 días chocó con el camión de los bomberos y desde entonces estamos esperando que lo repongan», explica Sánchez.

Patricia Terranova es directora de una escuela para adultos que funciona junto al destacamento y al que asisten 34 jóvenes; en julio, ese lugar fue robado por una banda que se llevó cuatro computadoras que el Ceba había ganado en un concurso. «Nos robaron estando al lado del destacamento y los policías dicen que no escucharon nada; es raro porque estamos pegados y los delincuentes arrancaron las rejas de la ventana para entrar. Desde entonces venimos pidiendo mayor seguridad y que vuelvan a traer el móvil policial», cuenta Terranova.

El comisario Daniel Silva niega que el lugar esté olvidado y que la puesta en funcionamiento del destacamento del barrio se haya hecho con plata de la unión vecinal. «En realidad, la colaboración con ese destacamento vino por el grupo ‘Amigos de la Distrital Este’ que ayuda no sólo a ese lugar sino a toda la región.

Con la entrega del nuevo parque automotor que está realizando el Ministerio de Seguridad, el barrio y toda la zona sur va a volver a tener su móvil antes de fin de año», aseguró Silva y cerró: «No es cierto que no estemos patrullando la zona sur porque lo hacemos todos los días, aunque nos tiren piedrazos al móvil como ocurre habitualmente».

 

Fuente: Diario Los Andes.-