HomeMAS NOTICIAS

Pirotecnia, el terror de las mascotas

05/12/2011 Opina

No se trata de salvar el mundo ni a cambiarle la vida a nadie. O a casi nadie. Porque con una pequeña acción podemos preservar a quienes nos acompañan cada día; quienes están detrás de la puerta esperando a que volvamos de trabajar o de cualquier otra actividad.

Se trata, claro está, de nuestras mascotas. Aquellas que cada fin año se ven afectadas por los ruidos causados por los fuegos artificiales o cualquier estrépito para esta fecha. Quizás a los más chicos, y a los grandes también, tirar estruendosas cañitas voladoras les cause alegría, pero a estos pequeños amigos del hombre les hace pasar muchos nervios sin comprender el porqué.

Incapaces de defenderse por sí mismos, los amantes de los animales, ya sea desde organizaciones o por cuenta propia, están realizando campañas por las redes sociales en internet, para que este año el daño sea menor.

Se trata de generar conciencia, de mostrar que otros sufren y de promover un cambio de conducta. «Es muchísima la gente que nos está ayudando. Muchos se han sumado porque comparten nuestra preocupación», aseguró Soledad Moretti, miembro de la Red Animalista Mendoza.

Postura firme

Firmes en su cometido, algunos avisos dicen: «Decile no a la pirotecnia. Taquicardia, temblores, falta de aire, aturdimiento, sensación de irrealidad (…) Eso es lo que siente un animal con la pirotecnia. Hay muchas maneras de festejar sin lastimar a otros».

Mónica Cardozo, representante del Movimiento de Protección Animal (Moproa) destacó que para esas fechas suelen incrementarse el número de animales perdidos y por ello recomendó que las mascotas tengan medallas (o un papel adherido al collar) con número de teléfono y dirección de sus dueños. «En el refugio que tenemos aparecen animales muy desorientados. Ha pasado que perros, cuyos dueños viven en Las Heras, aparecen en Godoy Cruz», señaló.

«Usá tu creatividad y pensá una alternativa para que disfrutemos todos», dicen en los afiches que utilizan en la Web.

Por su parte, la Red Animalista afirma en uno de sus afiches virtuales: «Navidad y Año nuevo son épocas de festejo y alegría para nosotros, los animales humanos. Pero para perros, gatos y otros animales es uno de los momentos más traumáticos del año».

Recomendaciones

Desde la Red Animalista Mendoza lanzaron una serie de sugerencias que son muy útiles a la hora de preservar la salud de las mascotas.

Ellos destacan que los perros y los gatos tienen oídos cuya sensibilidad es cuatro veces mayor a la de los humanos y por ello perciben sonidos desconocidos para el hombre. Por ello es que la pirotecnia los afecta en mayor medida.

Además, afirmaron que si bien no se puede evitar que los animales tengan miedo, lo que sí se puede hacer es contenerlos para que se sientan resguardados. Así, recomendaron entre otras cosas que lo mejor es dejar a las mascotas en una habitación oscura y no muy pequeña donde tengan agua, alimento y algún juguete para morder cerca de ellos, de modo de que no le falte nada y esté lo mas cómodo posible. También advirtieron sobre los cables u otros objetos que puedan causarles estrangulamiento.

«Comportamentalmente hay muchas cosas que podés hacer, incluso para prevenir un paro cardíaco porque los perros sienten pánico total. Hay que transmitirles tranquilidad porque los animales perciben lo que nos pasa», explicó la adiestradora Cecilia Cúneo.

La falta de conciencia de las personas es otra de las cosas que la adiestradora resaltó y que si bien no hay nada que se pueda hacer al respecto, es bueno prestar atención. «Hay perros que no les tienen miedo a los petardos y que van a morderlos. Hay gente que jugando, o no, les arrojan explosivos cada vez más grandes», contó. Y agregó que es impresionante la cantidad de perros que llegan con el hocico lastimado por este tema. Incluso hay perros que llegan con el ano lastimado.

Calmantes

Los calmantes en forma de gotas suelen ser un recurso típico para que los animales no sufran tanto. Sin embargo, el jefe de Zoonosis de la Municipalidad de Godoy Cruz, Augusto Serafín, recomendó hacer una visita al veterinario, previo a la administración de las gotas.

«En general se utiliza acepromacina (la marca más común es Acedan). Pero no es un medicamento que puede aplicarse sin restricciones. Para ello es necesario tener en cuenta el peso y el temperamento del animal. De acuerdo a ello se administra la dosis», indicó el especialista.

Por último, el veterinario del municipio de Godoy Cruz advirtió que el uso desmedido de este tipo de medicamentos puede causar la muerte en los animales, por eso remarcó la necesidad de consultar con un especialista. «Lo ideal es aplicar las gotas una hora antes de que empiecen los ruidos fuertes», deslizó.

 

Fuente: Diario Los Andes.-