HomePOLICIALES

La policía secuestró un puma, aves, armas y tramperos en el Este

13/12/2011 1 Comentario

Dos hechos distintos involucraron al personal de la Policía Rural y Recursos Naturales en la zona este de la provincia. Por un lado se secuestró un puma en San Martín y, por otro lado, allanaron una casa en Rivadavia donde encontraron aves, armas y tramperos. En este último caso se detuvo a dos personas.

Primero, el viernes pasado en San Martín, el llamado de un vecino del barrio Centenario alertó a la policía de que había un puma que recorría los techos. Cuando llegaron los efectivos encontraron al felino y lograron capturarlo.

El animal sólo tiene unos meses y creen que estaba en cautiverio. De todas maneras no pudieron determinar ni quién lo tenía ni dónde estaba oculto.

Luego, el sábado en Rivadavia, la policía Rural y el personal de Recursos Naturales volvió a entrar en acción.

Esta vez fue un allanamiento en calle Liniers, en el centro de Rivadavia, donde tras una investigación determinaron que en ese domicilio ocultaban aves en cautiverio de manera ilegal.

Cuando los uniformados irrumpieron se encontraron con un escenario plagado de jaulas, tramperos y armas.

En total secuestraron unas 45 aves, entre ellas especimenes de 7 cuchillos y cardenales -de alto valor en el mercado negro-. Además, hallaron 4 escopetas, varias municiones y tramperos para cazar pájaros.

También encontraron patas de ciervos y choiques. Las dos personas detenidas quedaron a disposición de la Oficina Fiscal de Rivadavia.

 

Fuente: Diario Los Andes.-

 

1 Comentario »

  • eudromia dijo:

    Es delito capturar y comercializar aves silvestres, cardenales rojos y amarillos, siete cuchillos o picahuesos, reinas moras, etc. no provienen de criaderos, son capturados en cantidades y muchos de ellos mueren para que unos pocos hagan negocios. Denunciemos a los que usan trampas y los lugares – publicos o privados – donde vemos alguna cantidad de estas aves, seguramente estan comerciando con ellos. Llamen al 420420 – Recursos Naturales de la Zona Este-, alli hay buena gente que defienden nuestra vida silvestre.