HomeECONOMIA

Prevén subas de 5 a 20% de la carne y el pollo para las Fiestas

14/12/2011 Opina

La semana pasada aumentaron las carnes de mayor consumo en Mendoza: el pollo subió alrededor del 20% y la carne entre 4% y 5%. Por kilo tuvo un impacto en las pizarras de $ 5 y $ 6, en la de ave, y entre $ 1 y $ 2 para las rojas de todos los cortes. Prevén que para la semana próxima, previa a las Fiestas navideñas, los precios vuelvan a incrementarse, aunque no más de un 5%.

En cuanto a las carnes blancas, el pollo (mendocino de primera calidad) registraba valores promedios cercanos a los $ 16,5 y $ 17 en distintos comercios. Con el reciente aumento está alrededor de los $ 20. Así, algunos derivados del pollo como las milanesas se ubicaron entre $ 28 y hasta $ 33, el kilo; las supremas en $ 33 y $ 34, pata muslo $ 23 y $ 24. Estos productos no sufrieron un incremento muy pronunciado. En comparación con el ave por kilo, la suba fue de $ 2 y $ 3.

En pleno centro mendocino,  desde la avícola Granja Gutiérrez adelantaron que hacía unos 5 meses que no cambiaban las pizarras hasta estos días que “pegó la estampida”, dijo su propietario quien agregó que “subirá un poco más en los próximos días”.

En cuanto a la carne de pavo no estiman aumentos. Durante el año tuvo un valor estable de casi $ 20 el kilo y para las fiestas subirá a más de $ 25. Mantendrá el mismo precio de la Navidad del año pasado.

En la avícola San José, ubicada en el corazón del Mercado Central de Ciudad, la suba del pollo fresco fue del 25%. Pasó de costar $ 9,50 a $ 12. Mientras que los productos derivados también treparon entre $ 2 y $ 3 el kilo. Este pollo se caracteriza por ser el más económico. El pollo relleno quedó en $ 50 y el cocinado en $ 40. En este negocio esperan para mañana un incremento del pollo por kilo del 10%, según ya les anunció el proveedor de la firma.

A pesar de las subas, los negocios avícolas no tienen impacto en las ventas. Éstas se mantienen constantes y en ascenso permanente. Para cada temporada navideña, las ventas se disparan en más del 150%.

Consideran que dicha estabilidad en las ventas se debe a la baja en el consumo de las carnes rojas. “El valor del pollo está a menos de la mitad que la carne”, apuntó el encargado de la pollería San José.

Comer carne: ¿un lujo?

Algunos carniceros son cautos y no quieren dar muchos detalles de los posibles aumentos porque saben que les impacta en las ventas. Mientras que otros, también con el afán de mantenerlas, asumen las subas y esperan unos días o semanas antes de pasarlas al precio. Es decir, achican el margen o rentabilidad. Tal es el caso de la carnicería ‘Los dos hermanos’ del Mercado Central.

Los dueños de esta carnicería estiman que a los aumentos se le sumarán los de “otras carnes” que mucho se consumen en las fiestas navideñas: lechón, cordero y chivito.

Calculan que el aumento de la semana pasada fue de $ 1 por kilo aunque todavía no figura en las pizarras “porque no hay ventas” y quieren cuidar las que tienen.

En los locales el asado ronda los $ 36, la molida especial $ 30 y las blandas (de primera) entre $ 36 y $ 38,50.

“Puede que aumente un poco más (la semana próxima)”, indica con recelo el dueño de la carnicería Naser Hermanos. En esta carnicería pasaron a las pizarras la suba de la semana pasada, la cual tuvo una incidencia de unos $ 2, algo así como el 5%, por kilo.

A pesar de la proximidad de las Fiestas y el tradicional incremento en las ventas, desde esta carnicería señalan que «con uno o dos días no salvamos el año». La caída en las ventas la cifran en más del 30% y temen que con los aumentos, descienda aún más.

Fuente: Diario Los Andes.-