HomePOLICIALES

Gran conmoción por la muerte de un hombre que recibió un disparo de un policía con el que discutió

16/12/2011 3 Comentarios

«No me quiero morir, Negro, tengo dos pibes, se vienen las fiestas; Dios, por favor no me llevés ahora», le dijo Oscar Ponce (38) a un vendedor de cerezas que se arrimó para auxiliarlo, luego de que en medio de una discusión, el oficial de policía Ariel César Puerta (38) le hubiese disparado a él y a su madre con el arma reglamentaria.

Ocurrió cerca de las 9.30 frente a la comisaría 12, en plena ciudad de San Martín; al policía agresor lo metieron a la comisaría y Ponce, sentado en la vereda, comenzó a fatigarse y a perder el aire: la bala le había perforado el pecho y aunque la ambulancia llegó antes de los diez minutos, el hombre no resistió y murió casi dos horas después, en el hospital Perrupato; «No perdía sangre, tenía un pequeño agujero bajo la tetilla pero no le salía sangre; la que quedó desparramada sobre la vereda de la comisaría es la de su mamá, que recibió un tiro en la mano», explicó el vendedor de frutas.

El jefe de la Policía, Juan Carlos Calleri, señaló que el policía quedó detenido y que presta servicios en la departamental de Capital; el caso es investigado por la fiscalía de San Martín y en principio sería caratulado como homicidio agravado y aunque existe en la zona una cámara de seguridad instalada por la comuna, desde la comisaría 12 explicaron que al momento de la pelea, la lente apuntaba en otra dirección, más precisamente hacia un camión de caudales que tramitaba dinero en un local comercial cercano.

Malos vecinos

El oficial Ariel Puerta y Oscar Ponce eran vecinos y vivían en la misma cuadra de Saavedra y Rivadavia, en San Martín; el lunes pasado, los hijos de ambos se pelearon en un cíber de calle Tucumán, y el pibe de Ponce, un muchacho de 14 años, le pegó al de Puerta; la golpiza habría sido seria al punto que el hijo del policía, de 12 años, debió ser atendido en el hospital Perrupato. Desde entonces la relación entre los vecinos no era nada buena y por este asunto, Puerta había radicado una denuncia penal.

Ayer, el oficial llevó a su hijo a Sanidad Policial, ubicada al lado de la comisaría 12, para que el médico policial constatara las lesiones del niño, un trámite habitual en este tipo de denuncias. Respecto a los motivos por los que Puerta se encuentra con Ponce hay distintas versiones y así, mientras que algunos aseguran que Ponce llegaba citado por la fiscalía, algunos familiares del fallecido aseguran que en realidad, Puerta se cruzó en la mañana con el hijo de Ponce y que lo amenazó; el muchacho fue entonces a contarle a su padre, que decidió arrimarse por la comisaría para resolver la cuestión con su vecino.

Tampoco está claro cómo se desarrollo la pelea; para los policías (después Calleri relativizó esa hipótesis), Ponce y algunos familiares suyos atacaron a Puerta en el predio de Sanidad Policial, éste se defendió usando gas pimienta y luego, cuando Ponce quiso quitarle el arma, el oficial consiguió quedarse con la pistola e hizo dos disparos, uno de ellos dio en el pecho de Ponce y el otro en la mano derecha de su madre, María del Carmen Aguirre.

Otras versiones

Sin embargo hay otras versiones; Roberto Antonio es un testigo que asegura que Ponce y algunas otras personas venían peleando con Puerta desde el interior del predio y que cuando se acercó a la vereda, Puerta se alejó del grupo y desenfundó; Ponce le habría dicho:

«Dale, matame», tras lo cual el policía hizo los disparos. Una tercera versión la dio un familiar de la víctima en el hospital: «Cuando Oscar llegó a la comisaría le recriminó a Puerta que anduviera amenazando a su hijo menor; comenzaron a discutir y el hijo mayor de Oscar le pegó una patada al policía, que sacó gas lacrimógeno, los roció y se fue para la vereda, Oscar lo siguió y el policía entonces se dio vuelta, sacó el arma y disparó».

La madre del fallecido fue dada de alta cerca al mediodía, en medio de llantos y reclamos de familiares por la muerte Ponce.

Le queda a la fiscalía la tarea de determinar si Puerta disparó mientras era atacado y al intentar retener su arma o si se distanció del grupo y entonces abrió fuego. La cámara de seguridad en la zona no tomó la agresión y sólo ha registrado lo que ocurrió después de los disparos; igual, la filmación fue secuestrada como prueba por la Justicia.

 

Fuente: Diario Los Andes.-

 

3 Comentarios »

  • sonia dijo:

    buenas tarde yo le preguntaria a los familiares de ponce si se acuerdan del chico q trabajaba en la pepsi . q justo es dios nosotros lloramos como ellos estan llorando y ponce lo mando como a el lo mandaron ahora q justicia quieren pedir x fabor

  • Vecina dijo:

    Esa gente..por Oscarcito,el nene de mama..llevo al policia al golpes de puño hasta la vereda.mientras la mujer y la madre lo ayudaban a pegarle e insultarlo…el policia habria que premiarlo..ha echo un bien a la sociedad..

  • tanguito dijo:

    San martin tiene un traficante menos, . . . . lastima por ese policia que va a tener que pagarlo como si hubiera matado a la Madre Teresa, .. . estoy triste y contento a la vez por que hay un alma(el muchacho de la Pepsi) que va a descansar en Paz por que alguien hizo justicia por él, .. . UNA RATA MENOSSSSSSSSSSSS