HomePOLICIALES

Caso Tarifa: más dudas que certezas recaen en el único imputado

28/12/2011 Opina

A más de un mes de la primera jornada del juicio por el crimen que conmocionó al Este mendocino, el panorama sigue siendo dificultoso y a horas de la sentencia no se puede dilucidar si Mayra Tarifa, violada y asesinada en el 2009 en Junín, descansará en paz o su muerte quedará impune.

Parientes, vecinos, amigos, compañeros de colegio, policías, entre otras personas, se sentaron frente al Tribunal que preside el juez Eduardo Orozco para brindar su testimonio. Ninguno de ellos pudo asegurar si entre la víctima y el acusado, Luis Martínez, existía algún tipo de relación, ya sea de amistad o sentimental.

Sólo hay un momento en donde se sitúa a Mayra y al imputado juntos y es el mismo día del crimen (25 de marzo de 2009).  Quien dio esta versión es Verónica Sánchez (foto), la mujer que vio al acusado con dos hombres más, hablando con la chica de 15 años a metros de la parada de colectivo, donde esta se bajó para ir a la escuela.

Es en el relato de esta mujer, en el cual el fiscal Juan Bancalari basó la mayor parte de su alegato,  ya que consideró que la declaración de Sánchez “ha sido clara, precisa y consistente a lo largo de este proceso”.

También el representante del Ministerio Público tomó como cierta la existencia de un escrito dirigido a la víctima supuestamente hallado en un cuaderno de la propiedad de Martínez y que sólo una cabo de la policía (los efectivos de Científica declararon que no vieron nunca ese escrito) observó en el primer allanamiento realizado a la casa del sospechoso.

Estos testimonios, más los de otros dos testigos que vieron esa tarde al imputado y el resultado de los estudios psicológicos del acusado, llevaron a que Bancalari pidiera la pena de prisión perpetua para Martínez por considerarlo coautor del crimen.

En tanto, desde el lado de la defensa, el abogado Ricardo Sánchez solicitó la absolución “lisa y llana” para su defendido.

Tres testigos (la hermana del acusado, una trabajadora y el administrador de una finca) aseguraron que Martínez estuvo cosechando la tarde en que mataron a Mayra.

Hasta el mismo imputado, que fue el último en declarar, mantuvo esa versión que fue lo que dijo desde un principio y reiteró una vez más su inocencia. Sin embargo, hubo algunos traspiés en su declaración.

Para Sánchez la investigación tuvo muchas fallas y no se indagó en otras hipótesis.

La declaración de Verónica Sánchez, la de la policía que supuestamente vio el escrito dirigido a Tarifa, como la de Marcelo Pastrán, un preso que involucró a Martínez en la escena del hecho, fueron considerados por la defensa como “un armado de la policía” para dar por resuelto el caso, ya que esta muerte estaba ejerciendo presión en el Gobierno de turno.

Ante este panorama de dudas, suposiciones, declaraciones encontradas y pocos elementos concretos, Orozco, como los otros magistrados del Tribunal (Jorge Del Pópolo y Salvador Arnal) tendrán que juzgar.

El veredicto se conocerá hoy miércoles 28 de diciembre. Sea cual fuera la sentencia, aún hay dos asesinos sueltos de los que nada se conoce.

 

Fuente: Sitio Andino.-