HomeMAS NOTICIAS

Puesteros de San Martín contra firma coreana: Recursos Naturales en el medio del conflicto

11/01/2012 Opina

“Nosotros no podemos impedir que los legítimos compradores trabajen sobre un área que ya fue impactada años atrás”, señaló el delegado de la zona Este de Recursos Naturales Renovables, Jorge Mesa, con respecto a la negativa que manifiestan los puesteros al desmonte de 1.200 hectáreas,  en manos de una firma coreana.

Hace más de dos años que los habitantes de la comunidad La Verde, del distrito Nueva California de San Martín están enfrentados con la empresa coreana Nuevo Cosmos por la posesión de tierras, que actualmente comparten.

En ese terreno, la firma extranjera (que compró el predio) intenta desarrollar su proyecto, entre los que se cuenta la plantación de almendros. Por el otro lado, están los puesteros que reclaman esa tierra como propia.

A lo largo de este tiempo, han existidos varios encuentros «fuertes» entre los lugareños y el personal de la empresa.La disputa por estas tierras (están en juego más de 8 mil hectáreas) se vuelve cada vez más violenta.

Mientras el conflicto, que ya está judicializado, continúa, en el medio están las actuaciones de la Dirección de Recursos Naturales, cuyas decisiones han sido criticadas en reiteradas ocasiones por los puesteros de la zona.

“Estamos esperando que Recursos Naturales pare el desmonte”, expuso a SITIO ANDINO, Griselda Suarez, una puestera de la comunidad La Verde.

La mujer se refiere al desmonte de más de mil hectáreas, que según ella y sus pares, el organismo en cuestión autorizó a la empresa a que llevara a cabo esa maniobra.

Sin embargo, desde Recursos Naturales, la historia que se cuenta es diferente. Este permiso que los puesteros están esperando que se anule nunca existió.

“Ellos (los coreanos) por ser los propietarios tienen derecho a trabajar en esa área porque ya fue impactada en los años `80”, explicó Mesa.

En esas tierras, donde ahora está centrado el conflicto (1.200 hectáreas), hay cerca de 12 perforaciones de agua, hace tiempo se talaron árboles y hay otros elementos, que indican que ese predio fue trabajado por el hombre años atrás.

Es por esto, que el propietario puede desmontar el terreno y utilizarlo para su fin. Diferente es en el caso del resto de las hectáreas que comprenden el predio en conflicto, ya que es suelo virgen, y no se pueden hacer maniobras de ningún tipo.

“La empresa puede desmotar estas 1.200 hectáreas, pero no se pueden pasar de allí”, aclaró Mesa. En el caso de que la firma decida trabajar el resto de las tierras que compró legítimamente, tendrá que presentar un plan dasocrático ante el Gobierno.

Hasta que termine la feria judicial no habrá novedades sobre cual será el destino de este conflicto, cuyas partes están decididas a no dar un paso atrás en la pelea.

Fuente: Sitio Andino.-