HomeMAS NOTICIAS

Dos paceños lanzaron un desesperado S.O.S para poder operar a su hija Camila

18/01/2012 3 Comentarios

Su mamá la observa, le habla con la mirada. Camila Jazmín parece escucharla, pero en realidad no puede. Se miran mutuamente, Camila espera que su mamá la tome de la mano y posteriormente la alce. “Es una niña que se hace entender en todo, es muy buena y muy dulce, es una niña normal, solamente que no puede escucharnos”, expresa su mamá, Fernanda Mazza (19), quien vive en el barrio Ferroviario, de La Paz, con su pareja, Diego Mestre (23), y su otra hija, Priscila, de diez meses.

Camila nació el 3 de agosto de 2008 en San Luis. Los médicos, mediante distintos estudios, comunicaron a sus padres que la pequeña tenía una hipoacusia neurosensorial profunda bilateral progresiva. Sus jóvenes padres decidieron trasladarse a Mendoza y radicarse en La Paz, donde vive la abuela de Fernanda, para emprender un tratamiento.

Allí, empezó la lucha de sus progenitores: comenzaron a buscar ayuda, recorrieron institutos y hospitales. La audición de Camila con el paso de los meses comenzó a tener un deterioro progresivo, teniendo en cuenta que oír es la función más importante y refinada del ser humano, fundamental para la adquisición del lenguaje que permite la comunicación a distancia y a través del tiempo. Esta situación ocasionó en la niña, alteraciones en el habla.

Por sus grados, la hipoacusia se clasifica en superficial, moderada, severa y profunda. Esta última es la que padece Camila Jazmín, por lo que sus padres recurren a la solidaridad de los mendocinos.

“Nuestra hija necesita de manera urgente un implante coclear, como opción de manejo para mejorar la función auditiva. Debe ser implantada cuanto antes, el tiempo va pasando y aún no tenemos respuesta por parte de la Dirección Nacional de Prestaciones Médicas del Programa Federal de Salud (PROFE). En un principio, sólo se iba a hacer cargo de un implante y para el otro debíamos conseguir el dinero, pero desde mediados del año pasado que no tenemos respuesta. Por eso necesitamos 20 mil dólares para cada uno de los implantes y ya no sabemos qué hacer para llegar a juntar el dinero. El implante se haría en el Notti”, afirma Fernanda, entre angustiada y desesperada.

El tiempo es vital
Fernanda es ama de casa y en algunas ocasiones le ayuda a su abuela en la atención de una fotocopiadora. Diego es contratado municipal y trabaja en el albergue del departamento. Camila recibe una pensión por discapacidad de $ 973 que son utilizados en la mayoría de los estudios que se le realizan.

Los médicos han informado que su problema puede solucionarse con el implante, la intervención quirúrgica debe realizarse en cuanto antes, pero el costo para la intervención es demasiado elevado y sus ingresos son escasos. El implante coclear es una prótesis electroacústica, que se coloca en el oído interno, para paliar una deficiencia auditiva profunda, estimulando directamente las neuronas auditivas.

Los estudios revelan que el 85% de los niños implantados obtienen un resultado satisfactorio en las pruebas de reconocimiento de la palabra. El implante coclear permitiría a esta niña de La Paz, entender el lenguaje, el cual integrará y desarrollará según el equilibrio y las estimulaciones de su familia.

A pesar de su discapacidad, juega, corre y está en movimiento en forma constante con particular entusiasmo, lo que les da a sus padres mayor ánimo para seguir en el peregrinar en busca de ayuda para su hija. “Es algo horrible, porque Jazmín ya debería haber sido implantada. Tengo fe en la gente que nos puede ayudar y sacar adelante a nuestra hija. Dentro de poco comenzará el jardín en Reina Batata, aquí en La Paz. Desde que nació siempre ha sido una niña hiperactiva, es una nena normal, sólo que no escucha”, dice su papá Diego.

Durante la nota con Diario UNO, Jazmín observa con atención las expresiones de sus padres al relatar lo que han tenido que pasar para encontrar la solución a su problema y aunque no escucha, sonríe y los acaricia, como si mostrará agradecimiento del esfuerzo que sus progenitores han hecho por ella desde su nacimiento.
Cómo ayudarla:

Hay una caja de ahorros en el Banco Nación con el número 633017791-7

Teléfono de la familia: 02626 -421270

3 Comentarios »

  • CLAUDIO dijo:

    ESTARIA BUENO PODER CREAR UN GRUPO DE COLECTA PARA CAMILA O REALIZAR ALGO PARA AYUDAR A ESTA FLIA SI ALGUNO LE INTERESA ESTOY PARA AYUDAR EN LO Q SEA TODO SEA POR VER A CAMILA FELIZ DE PODER OIR A SU FLIDESDE YA MUCHAS GRACIAS Y SI ORGANIZAN ALGO AVISEN SALUDOS AESTA FLIA Y MUCHA FUERZA Y FE…

  • 6512 dijo:

    q feo probrees

  • alicia gelvez dijo:

    solo deseo que tantas firmas y comerciantes pudientes se pongan la mano en el corazon y colaboren