HomeMAS NOTICIAS

Se acabaron las lluvias y el termómetro volverá a subir hasta alcanzar los 34º

25/01/2012 Opina

Los días de tormenta han quedado atrás, mal que les pese a quienes disfrutaron de las lluvias que cayeron en Mendoza en la última semana. A partir de este miércoles vuelven el calor y el sol.

Esta será una jornada de transición: la temperatura comenzará a subir y se espera una máxima de 30°C, aunque el cielo mantendrá algunas nubes, que se irán definitivamente el jueves, cuando la máxima llegará a 32° y la mínima será de 21°.

Para el último día hábil de esta semana, y como antesala del fin de semana, se prevé un viernes muy caluroso, con una máxima que llegaría a los 34° y con escasa nubosidad.

Mientras descansamos de la lluvia, la humedad seguirá entre nosotros, según informaron del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

“Todavía no tenemos aire seco porque, aunque se renovó la temperatura, aún no ocurrió lo propio con la masa de aire”, explicó Mario Suárez, técnico del SMN.

Por el momento están descartadas nuevas lluvias. “El cambio se dio a partir de tanta inestabilidad, por la masa de aire tan inestable hubo un cambio sustancial. Ya el martes no hubo tormentas eléctricas y se espera que se mantenga así por lo menos por las próximas 72 horas”, agregó el especialista.
Tiempo tormentoso
Desde la madrugada del sábado y hasta la del lunes, una fuerte tormenta azotó varias zonas de Mendoza, especialmente en los departamentos del Este, en Luján, Maipú y La Paz.

El lunes, un fuerte viento y granizo destruyeron frutales, viñedos y hasta viviendas en varias localidades de Rivadavia y en Medrano, Junín.

El intendente Ricardo Mansur dijo el lunes, que había más de 1.000 hectáreas de olivos “dañadas en un porcentaje que amerita la declaración de emergencia”.

Mientras, en Perdriel (Luján de Cuyo) cayó granizo y la tormenta provocó inundaciones en algunas viviendas de la zona. La lluvia también se hizo sentir con fuerza en Chacras de Coria y en el secano de El Carrizal.
Daños en Maipú y San Martín
Raúl Besa, director de Contingencias Climáticas de Mendoza, informó que durante la tarde del lunes la tormenta provocó daños de entre el 10% y el 30% en San Martín, especialmente en el distrito Palmira, y en San Roque, Maipú.

“Luego la tormenta se trasladó y también afectó a otros distritos, como Fray Luis Beltrán y Montecaseros”, dijo.

“Desde el municipio maipucino informaron que la lluvia generó caos vehicular en ruta 50 y Necochea, cortes de luz y daños en viviendas, pero sin heridos ni evacuados”.

Fuente: Diario Uno.-