HomeMAS NOTICIAS

Otra tormenta con daños y evacuados

01/02/2012 Opina

La tormenta de ayer dejó en Santa Rosa cerca de 30 viviendas dañadas en distintos puntos del departamento. La zona más afectada fue la del barrio Cosquín, en el distrito de La Dormida, donde la mayoría de las casas son de adobe y hubo que evacuar a casi una decena de familias.
«Se me cayó la mitad de la casa; perdí la cocina, la heladera, la cama y todavía no sé qué voy a hacer», decía ayer Roberto Gil, con los tobillos enterrados en el barro y mientras sacaba hacia el patio los restos de una pared derrumbada. Los datos del municipio señalan que en el barrio Cosquín hubo ocho casas dañadas por el agua de la tormenta, aunque los vecinos de Luis dicen que en realidad son diez.

Desniveles

«Acá el problema es la urbanización que se hizo del barrio hace dos años, porque se tomó mal el nivel y muchas casas quedaron casi un metro por debajo de la vereda, entonces el agua no tiene por dónde escapar», explicaba Liliana Gómez, a quien se le derrumbó parte del techo de la casa.

Marcial Ibarra, jefe del área de Desarrollo Humano confirmó que la zona más afectada es la del barrio Cosquín donde hay ocho casas afectadas, cinco de las cuales han quedado inhabitables; pero además hubo otras siete casas dañadas en la zona de Santa Teresa, que es una finca abandonada en la villa cabecera del departamento donde hay familias viviendo en el viejo caserón y otras diez en el populoso barrio de La Costanera, que queda en el distrito de Las Catitas.

«Estamos buscando un lugar al que llevar a toda esta gente del barrio Cosquín; por ahora hemos podido ubicar a algunos en el CIC de La Dormida y estamos haciendo los trámites para acomodar al resto en el club del pueblo».

Promesas incumplidas

Los vecinos del barrio Cosquín pidieron que la comuna termine de construir los módulos habitacionales que comenzó a levantar en el extremo norte del barrio hace ya un tiempo.

«Nos los prometieron (a los módulos) hace dos años y recién empezaron a levantarlos hace tres meses; el problema es que vienen muy demorados y los pisos ya están estropeados», comentó Roberto Gil y agregó: «A mí la casa se me vino abajo porque esa pared ya estaba trizada y quedó así desde que uno de los camiones que hicieron la urbanización del barrio se le vino encima. Prometieron que me iban a solucionar la macana que se mandaron pero nunca lo hicieron».

Cristian Jalit, jefe de Acción Social de la municipalidad de Santa Rosa dijo que la ayuda de la comuna a los vecinos se centra en la entrega de rollizos, nylon y colchones mientras se intenta ubicar en lugares seguros a las familias evacuadas, que hasta el momento rondan las quince.

Fuente: Diario Los Andes.-