HomeMAS NOTICIAS

Las clases de apoyo, casi sin alumnos

10/02/2012 1 Comentario

Las clases de apoyo en las escuelas secundarias, para aquellos alumnos que adeudan materias, no han tenido la respuesta esperada en los estudiantes, que deberían aprovecharlas para evacuar sus dudas y rendir bien sus exámenes previstos entre el 15 y el 22 de febrero.

En la mayoría de los establecimientos educativos se observan muchas aulas vacías y profesores, que cumplen con su asistencia obligatoria, esperando a que lleguen alumnos con dudas e inquietudes.

La iniciativa lanzada por la Dirección General de Escuelas pretende brindar una posibilidad más para que el alumnado alcance los niveles de aprendizaje requeridos aprobando las materias.

Además, el sistema intenta también promover el acompañamiento de los padres para que ayuden a sus hijos a prepararse para rendir, verifiquen su asistencia a la semana de consultas y que concurran, si es necesario, a la escuela a averiguar si adeudan materias.

Pero, en general, los alumnos han demostrado falta de interés en las clases de apoyo, ya que, en la mayor parte de la provincia, sólo 20% de los que deben rendir han asistido desde el miércoles cuando comenzaron las clases (que seguirán hasta el martes 14).

Los propios profesores confirmaron a Los Andes esta situación. «Estas clases no son productivas. En mi curso no ha venido ni el 10%. Creo que es demasiado pronto para empezar las actividades. Es pesado para los chicos que no vienen y para nosotros que los esperamos en vano», enfatizó Adriana, docente de Economía del Colegio Nacional Agustín Álvarez.

Estela Lemos, profesora del Pablo Nogués, destacó que «la falta de asistencia de los alumnos a las clases de apoyo se debe también a que todavía hay familias que están de vacaciones y entonces los chicos no vienen».

Guillermo Tello, también profesor de este colegio, aseguró que el problema está en que «no existe una cultura de estudio en los chicos y su escala de valores está invertida, aunque no es culpa de ello sino de los adultos».

Sin embargo, algunos alumnos que concurren a estas clases expresaron su apoyo a la actividad. Abigail, alumna de 9° del Agustín Álvarez, dijo que «las clases sirven mucho para entender los temas y saber cómo van a ser los exámenes, y los que no van son muchos de los repetidores, que no les importa».

Paola, otra alumna de este establecimiento, destacó: «Nos ayuda mucho a orientarnos sobre qué se pide y cómo va a ser el examen». En la misma línea, Agustín Arellano, de la Escuela Normal Tomás Godoy Cruz, advirtió que «en las clases se salvan todas las dudas para llegar al examen preparado y sabiendo qué se va a tomar».

Desde la Dirección General de Escuelas, la subsecretaria de Educación, Mónica Soto, afirmó que «todavía no hay datos oficiales suficientes como para hacer una evaluación seria acerca de cómo se ha dado la concurrencia a las clases de apoyo, aunque los datos que se están registrando en un muestreo telefónico de diez escuelas por zona demuestran un nivel de asistencia aproximado cercano al 50% en la zona sur, y de 20% en la zona norte (Gran Mendoza, Este y Valle de Uco)».

Soto agregó que «si bien todavía no es total el nivel de asistencia, las expectativas son altas y seguramente en los próximos días irá en aumento a medida que los chicos vayan avisando a sus compañeros y todos estén al tanto de cómo y cuándo son las clases».

Fuente: Diario Los Andes.-

1 Comentario »

  • blanca dijo:

    Conozco muchos casos en los que los alumnos han ido a consulta y los profesores no los an atendido. Tendrian que fijarce mejor.