HomeMAS NOTICIAS

Una moda pegadiza: los calcos familiares

12/02/2012 1 Comentario

Un auto, que se estima 0 Km por su reluciente pintura y su silencio casi absoluto, se frena en una esquina frente a un semáforo en rojo. Detrás de él, una camioneta de similares características.

Si bien a simple vista pasan desapercibidos o como cualquier vehículo al calor del día laboral mendocino, ambos comparten algo: los calcos familiares.

Se trata de una moda que llegó a principios de 2011 y que, un año después, todavía persiste en miles de vehículos que circulan por Mendoza.

Papá, mamá, sus hijos y hasta las mascotas están representados (pegados) en baúles y vidrios traseros. Es, una tendencia que primero arraigó en los autos de familias de clases media alta y alta y que ahora se extendió a todo tipo de rodados.

María Emilia (26), de Ciudad, contó que se sumó porque le parece «una forma linda de decorar el auto. Me pareció simpático poner a los miembros de mi familia, como una forma de recordarlos o de llevarlos conmigo».

Las posibilidades para estampar el auto con estos populares stickers son casi ilimitadas. Además de la familia tradicional, se puede incorporar a bebés, abuelos, mascotas (perros, gatos o pájaros) y novios.

Y a cada uno de ellos se los puede elegir realizando una actividad: asador, deportista, trabajador, embarazada o volviendo de hacer las compras. También vienen accesorios adhesivos, como corazones, un sol, pelotas de fútbol, bicicletas o guitarras, entre otras infinitas posibilidades. Todo está en la creatividad del interesado para combinarlos y en el stock disponible.

No es raro, además, ver una sola figura indicando que el dueño del vehículo es soltero, o bien, familias donde sólo está la mamá con sus hijos. Otra opción son elementos representativos de la familia.

Es decir, en vez de pequeñas personas, se pueden ver manos u objetos relacionados con el deporte haciendo las veces de padres o hijos. En definitiva, con imaginación cualquier posibilidad está al alcance de la mano.

Origen australiano 

La práctica de pegar estos calcos en los automóviles comenzó en Australia. Sus creadores fueron Mónica Lebenow y su esposo Phil Barham. Los modelos originales tienen protección por derecho de autor, pero se exportan a varios países del mundo, incluida la Argentina. De todas maneras, los diseñadores mendocinos dicen que son muy fáciles de copiar, porque son simples y está al alcance de cualquiera que sepa manejar herramientas para realizarlos.

«Son vectoriales, es decir que se puede poner en un programa informático, se sintetiza la información y la traducís a puntos que se pueden modificar. Después las imprimís en papel adhesivo», señaló Natalia Lucentini, estudiante avanzada de diseño gráfico. Además agregó que son todos estilísticamente parecidos, para poder armar las familias a medida.

En Mendoza, para acceder a esta divertida moda hay que buscar un poco. En general se encuentran en comercios de accesorios automovilísticos, negocios que realizan ploteos, algunos quioscos, estaciones de servicio o bien se pueden encargar a diseñadores gráficos. En internet se han vuelto un floreciente negocio y se pueden adquirir siguiendo unos simples pasos y teniendo paciencia por algunos días.

Sus costos varían de acuerdo a cada vendedor, pero en general van desde los 5 hasta los 15 pesos por unidad o bien se puede comprar la plancha con la familia completa y el costo es menor, aunque también disminuye la originalidad.

«Creo que es una de las tantas cosas que se ponen de moda y así tan rápido como apareció va a desaparecer», reflexionó Paulina Casé en tono crítico mientras pasaba caminando frente a un auto con estos calcos Por su parte, otro transeúnte, Javier Marchetta, opinó: «Me parece algo antiestético, pero respeto a quienes lo hacen, porque por ahí sirve para avisar que hay un bebé a bordo y advertir que se maneje con precaución».

Algunas recomendaciones

Es importante que antes de pegar los stickers se limpie la superficie del auto con un desengrasante, para quitar cualquier resto de suciedad que impida la correcta adhesión. Hay que tener en cuenta que el color es fundamental.

Si se va a colocar en un vidrio, aunque no esté polarizado, es recomendable el blanco, y si se va a colocar en la chapa y la misma es de tonalidades cercanas al blanco lo mejor es llevar el color negro.

Fuente: Diario Los Andes.-

1 Comentario »

  • sofy dijo:

    no estoy de acuerdo con las calcos no por que no sean lindas si no por que es una forma de darle informacion a los ladrones ya que estan siempre atentos a cualquier detalle menos el de trab dignamente.