HomePOLICIALES

Llega a juicio un joven que confesó un homicidio pero no le creyeron

22/02/2012 1 Comentario

Marcelo Pastrán (19) es un joven fronterizo que nunca terminó la primaria y que tiene los rasgos duros del que jamás sonríe; el poco tiempo que trabajó en su vida lo hizo como obrero rural en alguna finca de Junín, hasta que en marzo de 2010 fue detenido y acusado de haber violado a una de sus hermanas menores. Hoy arranca ese debate en la Segunda Cámara del Crimen de San Martín y Armando Martínez será el juez encargado de llevarlo adelante.

Durante los meses de detención y en las internas de la cárcel, Pastrán se llenó los brazos y el cuerpo de tajos y cicatrices: «Es un preso bastante difícil», explicó una fuente, a la hora de resumir la vida del joven en prisión; pero Pastrán se haría conocido no por sus peleas en la cárcel ni por la bajeza de la que está acusado sino por haber confesado, en setiembre de 2010, su participación en la violación y el homicidio de Mayra Tarifa (15), una niña de Junín que fue atacada en la siesta del 25 de marzo de 2009, mientras caminaba a su escuela.

El juicio por el crimen de Mayra se realizó a fines del año pasado y a la hora de la sentencia, Luis Martínez (27), un remisero trucho vecino de la víctima, fue condenado a perpetua. No había en el banquillo otro acusado más que Martínez y aunque Pastrán había contado su participación en el crimen y pese a que en su momento el ministro de Seguridad, Carlos Aranda, aseguró que con su confesión «el caso estaba esclarecido», Pastrán nunca se sentó ante el tribunal, sencillamente porque el juez que instruyó la causa no le creyó su historia.

Pastrán dijo que él, un vecino de 17 años (capturado en su momento) y el remisero Martínez (29) interceptaron a Mayra cuando se bajaba de un colectivo en el cruce de las rutas 60 y 61, y comenzaba a caminar hacia su escuela, en Los Barriales.

Contó que la subieron a la fuerza al auto, que comenzaron a manosearla y, como la chica se resistía, la golpearon y la llevaron hasta un paraje alejado, la violaron y la tiraron inconsciente al canal matriz San Martín.

Pastrán y el joven de 17 años al que acusó quedaron imputados, pero en diciembre de 2010 fueron sobreseídos, porque el Primer Juzgado de Instrucción entendió que eran contradictorias las distintas versiones que daban sobre lo ocurrido. Sin embargo, parte de los investigadores del caso creen que fue apartado equivocadamente del caso y que lo correcto hubiera sido dictarle una falta de mérito que no lo desvinculara totalmente, ya que habían elementos que efectivamente lo comprometían. Durante el juicio de Mayra, Pastrán declaró como testigo y una vez más, volvió a dar una versión confusa de los hechos.

Ahora Marcelo Pastrán llega a juicio, acusado de violar a su propia hermana; según la fiscalía, el hecho ocurrió el 23 de marzo de 2010 cuando cerca del mediodía, el acusado retiró a una de sus hermanas de la escuela a la que asiste; ya de regreso a la casa en Los Barriales, la habría obligado a atravesar un canal de riego y, en medio de unos cañaverales, le quitó la ropa, la violó y luego le habría dicho: «Vos quedate callada y yo te voy a dar 20 pesos». La denuncia en su contra fue radicada por su propia madre.

 

Fuente: Diario Los Andes.-

1 Comentario »

  • maurito dijo:

    esto es facil hay que matarlos ,asi no se vuelve a reoetir la historia haciendo zonar a unos cuantos de esto se empiezan a cuidar , como puede ser derechos humanos y la mierda es la misma si en mi caso me tuviese que tocar lo mismo , lo mato con mis propias manos y me lo como tipo Hanibal y lo hago publico para que aprendan los que van quedando como puede ser que todavia los mantengamos gorditos y muy cuidaditos ahi adentro , la verdad no puede ser asi