HomeMAS NOTICIAS

Armó un grupo ecológico en internet para salir a limpiar parte de la ciudad

01/03/2012 1 Comentario

«Hay gente que nos ve limpiando las cunetas, se asombra y nos dice ‘qué bueno lo que están haciendo’, pero queda en eso y no se ponen ni cinco minutos a sacar las botellas de plástico del frente de su propia casa; así estamos, es un problema cultural en el que todos creemos que la limpieza la tiene que hacer el otro», dice Oscar Sívori, un abogado de 43 años que a través del Facebook, armó un grupo ecológico en San Martín, con el que sale a limpiar plazas y calles de la ciudad.

«Antes que nada, es un ejercicio para el espíritu, para sentirse bien con uno mismo y si esta nota sirve para algo, ojalá que sea para que otros copien la idea», dice.

El asunto arrancó hace unas pocas semanas, cuando a Sívori se le ocurrió que Facebook era una buena herramienta para lanzar una idea que ya le venía dando vueltas en la cabeza: la de organizarse y salir a limpiar un poco la ciudad, a juntar botellas y bolsas de plástico. Largó la propuesta entre sus contactos de la red y el asunto prendió en un puñado de ellos, suficientes para ponerse en marcha.

«Hay que tomar conciencia sobre lo que representa el plástico, un material que no se degrada, que tiene una combustión muy tóxica y que es un contaminante visual muy marcado», enumera Sívori y dice que la brigada ecológica ya salió media docena de veces a las calles.

En medio de la charla cuenta que acuñó el término «árboles de plástico» para referirse a aquellas plantas que por causa del viento, suelen convertirse en redes que van atrapando entre sus ramas decenas de bolsas y botellas. «A mi me gusta salir a andar en bicicleta y es triste ver cómo en algunas calles, baldíos o descampados el plástico gobierna a sus anchas».

Así las cosas y en un escenario donde hay muchas bocas de contaminación y muy poca educación ecológica, Sívori asegura que resulta «imposible» pretender que el Estado se haga cargo de toda la recolección de plásticos tirados: «No hay manera de que eso ocurra y entonces hay que tomar conciencia de que es necesario colaborar y si no tiramos bolsas o botellas a la calle ya estamos haciendo mucho».

Dotados de algunas bolsas de consorcio que ellos mismos compran y provistos con palos que terminan en un clavo, el grupo ecologista de unas 20 personas sale semanalmente a recoger basura plástica: «Elegimos un lugar y vamos a limpiarlo; ya hemos recorrido a algunas plazas y también calles en donde la basura está muy presente, especialmente en las cunetas. Le dedicamos un par de horas y terminamos juntando unas 20 ó 30 bolsas de consorcio», cuenta el abogado.

«Es muy loco lo que pasa -agrega-, porque hay gente a la que le da vergüenza vernos juntar basura y otros que, aunque quisieran participar, tienen vergüenza de que otros los vean; ese es el problema, el de que pensamos que la limpieza de la ciudad siempre la tiene que hacer el otro».

Por ahora, la brigada ecológica amontona las bolsas con botellas para que el servicio de recolección municipal las recoja más tarde, pero el grupo está pensando la posibilidad de reciclar todo el material: «Sabemos que hay gente en Palmira que lo hace y también acá, en San Martín hay una empresa que fabrica caños; estamos buscando ponernos en contacto para ver si les interesa quedarse con lo que juntamos y así completaríamos todo el ciclo», agrega y cierra: «La idea es poner la basura en su lugar y nosotros hemos empezado por el plástico».

 

Fuente: Diario Los Andes.-

1 Comentario »

  • el obervador dijo:

    Tremenda realidad lo de la basura, muy pocos le dan importancia. Es una cuestion cultural que ha contagiado a todos los estratos de la sociedad, somos latinos y punto.-