HomeMAS NOTICIAS

Reclaman seguridad en uno de los ingresos a la ciudad de Rivadavia

06/03/2012 2 Comentarios

La ruta 62, en el tramo que cruza sobre río Tunuyán e ingresa a la ciudad de Rivadavia por el suroeste, se ha transformado en el último tiempo, en tierra de nadie donde se repiten los robos, corridas y asaltos.

La zona más problemática está frente al camping municipal y cerca del ingreso al barrio Brandsen, donde circulan centenares de personas, muchas de ellas en moto o bicicleta, que son las que terminan por ser presa fácil de los delincuentes que amparados en la oscuridad y ante la falta de policías se descuelgan de los árboles que acompañan la banquina para atacar a sus víctimas.

La Municipalidad admite el problema y asegura que tanto la falta de iluminación como la carencia de policías están en vías de solucionarse, gracias a un programa armado con la comisaría 13. Ariel Varela tiene 18 años y para su cumpleaños recibió una bicicleta nueva que usaba a diario para recorrer los 13 kilómetros que hay desde su casa, en el distrito de La Libertad hasta la escuela secundaria Arboit en Junín; el viernes a la tarde le robaron la bicicleta a punta de pistola y de milagro no le pegaron un tiro.

«Estaba con mi hermano y se aparecieron tres muchachos; el mayor de ellos sacó un arma y los otros dos me quitaron la bicicleta y escaparon», recordó Ariel y cerró: «Cuando se iban uno de ellos, que era apenas un nene, le dijo al que me apuntaba ‘dale, pegale un tiro en las piernas’ pero por suerte la bala no salió». Nadie detuvo a los asaltantes y como Ariel no recuperó su bicicleta, el muchacho tuvo que reciclar una vieja y oxidada para seguir yendo a la escuela.

Hace diez días, Mauricio Morello iba en su moto por la ruta 62, frente al camping municipal y se detuvo para acomodar su bolso; en ese momento alguien se descolgó de un árbol, se le acercó y sin mediar palabra le dio una trompada en la cara y con un arma en la mano, le quitó el bolso: «Quiso llevarse la moto, pero justo se trabó y no pudo hacerla arrancar».

Durante el fin de semana, un pequeño grupo de muchachos que caminaba a un costado de esa ruta fue asaltado; entre las víctimas había una chica que no terminó violada gracias a la oportuna llegada de un vehículo, cuyo conductor vio lo que pasaba y quiso ayudar.

El intendente Ricardo Mansur admite que hay un problema grave de inseguridad en esa zona y comienza por explicar que el vandalismo no le da tregua a su gestión: «Ponemos focos y los rompen, ponemos cableado nuevo y se lo roban; hemos decidido cablear con aluminio en lugar de bronce para ver si de esa manera las luminarias duran más en su lugar».

Mansur aseguró que esta semana la zona quedará nuevamente iluminada y explicó que junto con la comisaría 13 tienen armado un programa de seguridad para reforzar la zona: «El problema más grande se da cuando la gente vuelve a sus casas de trabajar; por eso la comisaría va a colocar un móvil para que patrulle ese tramo de la ruta».

 

Fuente: Diario Los Andes.-

2 Comentarios »

  • manuel bazan dijo:

    Todo el mundo de Rivadavia sabe que en ese Barrio cercano existen delincuentes pero nadie hace nada, estan a la espectativa de que alguien se descuide para robarles y si pasas por la calle chañar frente la vieja Granja no sabes si volves vivo¡¡¡

  • el observador dijo:

    Esta zona del lago municipal junto con santa maria de oro y los barrios del oeste del centro de rivadavia son los mas peligrosos del departamento esperamos los ciudadanos de esta ciudad que el nuevo comisario de la 13 nos brinde una mayor SEGURIDAD…..