HomeSOCIEDAD

Día Mundial del Riñón

08/03/2012 Opina

La Sociedad Internacionalde Nefrología instituyó este día con el objetivo de difundir información sobre la importancia de la prevención y la detección precoz de la enfermedad renal.
Los riñones, que cumplen funciones esenciales en el organismo filtrando la sangre para eliminar las toxinas a través de la orina, pueden dañarse y dejar de cumplir esas funciones; pero la persona afectada puede no advertirlo, llegando a padecer graves complicaciones. La enfermedad renal se puede detectar mediante el control de la presión arterial y sencillos análisis de orina y de sangre, y tratarse oportunamente.

La enfermedad crónica renal afecta a uno de cada nueve adultos en el mundo y, en etapas avanzadas, es imprescindible el reemplazo de la función renal mediante el tratamiento de diálisis, a la espera de un transplante renal para los casos en que esto es posible. Para fortalecer la conciencia sobre el cuidado de la salud renal,la Sociedad Internacionalde Nefrología yla Federación Internacionalde Fundaciones renales instruyeron el Día Mundial del Riñón, que se conmemora el segundo jueves de marzo de cada año

De ahí la importancia de promover la realización periódica de controles preventivos.
Enla Argentina se estima que más de dos millones de personas sufren algún grado de enfermedad renal crónica, ERC, aunque una gran parte de ellas lo ignora.

Esperamos que cada uno de nosotros tomemos conciencia de esta enfermedad y llevemos adelante las medidas preventivas al caso.-

Te dejamos un poco más de información sobre la enfermedad Renal

La Enfermedad Renales la pérdida lenta de la función de los riñones con el tiempo. La principal función de estos órganos es eliminar los desechos y el exceso de agua del cuerpo.

Causas

La enfermedad renal crónica (ERC) empeora lentamente con el tiempo. En las etapas iniciales, es posible que no haya ningún síntoma. La pérdida de la función por lo regular tarda meses o años en suceder y puede ser tan lenta que los síntomas no aparecen hasta que el funcionamiento del riñón es menor a una décima parte de lo normal. La etapa final de la enfermedad renal crónica se denomina enfermedad renal terminal (ERT). En esta etapa los riñones ya no tienen la capacidad de eliminar suficientes desechos y el exceso de líquido del cuerpo. El paciente necesita diálisis o un trasplante de riñón.

La diabetes y la hipertensión arterial son las dos causas más comunes y son responsables de la mayoría de los casos.

 

Síntomas

Los primeros síntomas de la enfermedad renal crónica también son síntomas de otras enfermedades. Éstos pueden ser el único signo de enfermedad renal hasta cuando la afección está más avanzada.

Los síntomas pueden ser, entre otros:

  • Inapetencia
  • Sensación de malestar general y fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Picazón generalizada (prurito) y resequedad de la piel
  • Náuseas
  • Pérdida de peso sin proponérselo

Otros síntomas que se pueden presentar, especialmente cuando la función renal ha empeorado, incluyen:

  • Piel anormalmente oscura o clara
  • Dolor óseo
  • Síntomas del sistema nervioso y del cerebro:
    • somnolencia y confusión
    • problemas para concentrarse o pensar
    • entumecimiento en las manos, los pies u otras áreas
    • fasciculaciones musculares o calambres
  • Mal aliento
  • Susceptibilidad a hematomas o sangrado o sangre en las heces
  • Sed excesiva
  • Hipos frecuentes
  • Bajo nivel de interés sexual e impotencia
  • Cesación de los períodos menstruales (amenorrea)
  • Problemas de sueño como insomnio, síndrome de las piernas inquietas o apnea obstructiva del sueño
  • Hinchazón de pies y manos (edema)
  • Vómitos, típicamente en la mañana

Tratamiento

El control de la presión arterial retrasará un mayor daño al riñón. El objetivo es mantener la presión arterial por debajo de 130/80 mmHg. Otros consejos para proteger los riñones y prevenir cardiopatía y accidente cerebrovascular:

  • No fume.
  • Consuma comidas bajas en grasa y colesterol.
  • Haga ejercicio regular (hable con el médico o enfermera antes de empezar).
  • Tome fármacos para bajar el colesterol, si es necesario.
  • Mantenga el azúcar en la sangre bajo control.
  • Evite ingerir demasiada sal o potasio.

Siempre hable con el nefrólogo antes de tomar cualquier medicamento de venta libre, vitamina o suplemento herbario. Cerciórese de que todos los médicos que usted visita sepan que padece enfermedad renal crónica.

Prevención

El tratamiento de la afección que está causando el problema puede ayudar a prevenir o retardar la enfermedad renal crónica. Los diabéticos deben controlar sus niveles de azúcar en la sangre y presión arterial, al igual que abstenerse de fumar.

 

 

Fuente: Prensa Hospital “Dr. Carlos F. Saporiti”.-