HomeMAS NOTICIAS

El intendente de Santa Rosa acusó al de La Paz de ser un incompetente

14/03/2012 Opina

El intendente de Santa Rosa, Sergio Salgado, calificó al cacique de La Paz, Gustavo Pinto, como «un incompetente que en 16 años de gobierno, no ha sabido conseguir recursos para mejorar la difícil situación del hospital de su departamento, que está lleno de carencias pero al que va el 95% de los paceños».

Salgado salió a criticar al intendente radical, luego de que Diario Los Andes publicara en su edición del sábado que por falta de movilidad en el hospital paceño Arturo Humberto Illia, un bebé de un año de vida, que había llegado a la guardia con convulsiones tuvo que ser trasladado al Notti en una ambulancia de la Municipalidad de Santa Rosa que ese día estaba en el distrito de La Dormida.

«Yo no tengo problemas en prestar una ambulancia que compró nuestra comuna para que la usen los paceños, o en que muchos de ellos vengan a hacerse atender a nuestro hospital, más bien al contrario, me pone feliz saber que podemos ayudar en situaciones en donde está en peligro una vida; lo que sí me molesta es la actitud del intendente Pinto y de su hermano (Sergio), que en más de 16 años de gobierno ininterrumpido no se han preocupado por la salud de sus propios vecinos; Gustavo Pinto es un incompetente, un incapaz que prefiere desentenderse de los problemas y dejar todo en manos del gobierno provincial, cuando en realidad es mucho lo que él podría hacer desde su municipio por la salud de sus propios vecinos», dijo ayer Salgado.

Los Andes buscó conocer la opinión de Gustavo Pinto respecto a los duros términos con que lo calificó el intendente justicialista, pero el paceño prefirió no entrar en un debate frontal: «No voy a opinar sobre lo que diga este muchacho, que ya demasiados problemas tiene con el Tribunal de Cuentas; nosotros colaboramos con el hospital Illia en lo que podemos, pero depende del Ministerio de Salud y a La Paz hace meses que el ministro no viene».

Al respecto, Salgado comentó que si bien los hospitales están bajo la órbita del Ministerio y tienen sus propios presupuestos para funcionar, «los que estamos al frente de departamentos como el mío o como el de La Paz, donde no hay clínicas privadas y donde la contratación de un servicio de emergencias nos queda demasiado lejos, no podemos quedarnos de brazos y tenemos que colaborar en todo lo que podamos porque casi todo el mundo termina yendo al hospital departamental.

«La ambulancia que llevó hasta el Notti a ese chiquito la compró mi comuna; el chofer que la maneja y otros 14 más reciben un sueldo de esta Municipalidad -agregó Salgado- y me da mucha bronca que Pinto se desentienda de la salud de sus vecinos y solo piense en tener sus cuentas municipales en orden».

En su edición del sábado pasado, este diario informó que aunque el hospital Illia recibe un promedio de 23.000 consultas anuales, el servicio atraviesa graves carencias, como son la falta habitual de ambulancias y de algunas especialidades básicas que no se brindan; además, el edificio tiene techos que se llueven, pisos que se hunden, un sistema eléctrico cargado de parches, baños clausurados, entre otros inconvenientes.

 

Fuente: Diario Los Andes.-