HomeMAS NOTICIAS

Reclaman mejoras para una calle estratégica

16/03/2012 1 Comentario

Si estuviese en mejores condiciones, la calle Míguez podría ser un camino alternativo para el tránsito de cientos de vecinos de San Martín, Junín y Rivadavia que viajan a diario por la ruta 7; pero la realidad es que sus once kilómetros corren hacia el sur con un asfalto en muy malas condiciones e incluso, los primeros dos mil metros de esa calle son un inmenso guadal, donde la tierra forma grandes nubes al paso de los autos y se observa mucha basura a los costados.

Los vecinos de la zona piden a Vialidad que tome algún tipo de medida y que mejore ese primer tramo de calle Míguez, ubicada unos pocos cientos de metros al este del parque Agnesi y del autódromo Jorge Ángel Pena, un circuito de carreras que ha sido nuevamente remodelado para recibir, a comienzos de abril, al automovilismo del TC.

«Estamos de acuerdo en que se mejore el parque y también el circuito del autódromo; nos parece bien que se use maquinaria pesada para agrandar las playas de estacionamiento y así poder recibir a los miles de vehículos que vendrán para el TC, pero lamentablemente todo ese progreso no se ve reflejado en la calle Míguez, que corre muy cerca y que está prácticamente abandonada», dice Carlos Venturini, vecino del lugar.

Efectivamente, los casi dos kilómetros de calle Míguez que hay entre la ruta 7 y la ruta 50 es poco más que un camino de tierra blanda, con banquinas con basura desparramada y en donde cualquier lluvia transforma todo en un barrial por el que se hace muy difícil circular.

En los días de sol, la situación no es mucho mejor, ya que las nubes de polvo se levantan enormes al paso de cualquier vehículo y se mantienen suspendidas durante minutos. Hace algunos días, un piquete en ruta 7 obligó al tránsito a desviarse por Míguez y debido a la espesa polvareda en el aire, una mujer que iba en bicicleta fue atropellada desde atrás por un colectivo y de milagro no terminó debajo de sus ruedas.

«Esta calle conecta zonas de Junín y de Rivadavia con la ruta 7 y podría ser usada para ahorrarse el paso por la ciudad de San Martín, pero está en tan malas condiciones que son pocos los que la eligen», dice Miguel, otro de los vecinos.

También circulan por allí parte de los empleados de las grandes fábricas e industrias que hay al norte de la ruta 7 e incluso, la calle es un ingreso posterior para el barrio Mebna, aunque muy poco usado por esos vecinos debido a las dificultades que presenta. Finalmente, la basura en la zona es otro problema, ya que las banquinas suelen mostrar grandes bolsones de residuos que permanecen durante días.

Omar Benegas es el delegado de Vialidad en la zona Este, admite el problema y promete una solución para los próximos días: «Antes de la carrera del TC en el autódromo (6, 7 y 8 de abril) vamos a mejorar esa calle; la idea es quitar los guadales y enripiar los tramos más difíciles».

Sin embargo, el funcionario coincide con los vecinos en que la solución propuesta es provisoria: «Lo ideal es el asfalto y al respecto hay que decir que hay un proyecto para recuperar toda la calle Míguez, es decir estos casi dos kilómetros y los otros nueve hay hasta la ruta 60 en Junín».
Benegas dice que el proyecto tiene un costo que ronda los 18 millones de pesos y que será financiado por el BD: «El objetivo es hacer todo ese camino a nuevo en el 2013», cerró.

 

Fuente: Diario Los Andes.-

1 Comentario »

  • el observador dijo:

    Ademas la continuacion hasta el distrito Reduccion esta intransitable, ni que hablar de ruta 62 de libertad a dique medrano.-