HomeMAS NOTICIAS

Hasta Román ayuda para operar a Gabino

20/03/2012 1 Comentario

La solidaridad es de esos bienes invaluables, de los que no se consiguen en ningún comercio del mundo (importado ni exportado), ni se compra por internet. Mucho menos se accede a ésta con un crédito millonario otorgado por un banco o por el FMI.

Gabino Beningazza lo sabe bien y es justamente gracias a la ayuda y el apoyo de todos los mendocinos -y no mendocinos también- que su posibilidad de volver a caminar es cada vez más cercana.

Este joven de 24 años sufrió un accidente en un festival de rock en San Martín (donde vive) hace dos años que lo dejó tetrapléjico. Y hoy necesita 700 mil pesos (300 mil para un tratamiento que incluye el implante de células madre, más otros 400 mil que deberían ser destinados a la rehabilitación).

La cifra es alta, pero la esperanza es lo último que pierde Gabino y, junto a sus amigos, sus seres cercanos y otros espíritus solidarios está haciendo hasta lo imposible para recaudarla, porque jamás pasaría por su cabeza la idea de que conseguir esa cifra de dinero es imposible.

Su historia

El 4 de diciembre de 2010, un sábado a la tarde como tantos otros, pero con un agregado: Gabino y sus amigos habían decidido ir a disfrutar de un poco de rock ’n roll al aire libre. La cita era en el parque Agnesi, donde se celebraba el General Rock. “No soy de ir a recitales, pero la excusa era para disfrutar del aire libre y mis amigos”, apunta el muchacho.

Entre tantos stands ubicados en el espacio verde, se destacaba el de una conocida marca de cigarrillos que presentaba una colchoneta inflable como atracción.

Y, como tantos otros jóvenes, Gabino se animó y se dejó caer desde ese medio metro de altura para sacarse la foto que luego sería retocada como si el joven estuviese cayendo ante una multitud de fanáticos.

Pero el desenlace estuvo muy lejos de ser el esperado. El joven cayó mal y quedó tendido en el piso, boca arriba, desesperado al notar que no sentía su cuerpo.

Una vez que fue atendido por los médicos le confirmaron lo peor: se había lesionado la quinta vértebra cervical y quedó tetrapléjico. En ese momento se inició una dura etapa de operaciones y tratamientos, viajando permanentemente desde su San Martín hasta Mendoza.

Fue precisamente toda esta rehabilitación lo que le permitió recuperar la movilidad de la mitad del cuerpo hacia arriba, aunque todavía no siente los brazos.

Su historia se hizo pública rápidamente, recibió a medios de toda la provincia y en cada nota recordó minuto a minuto ese día trágico y cómo pudo recuperar al menos la movilidad de la cintura hacia arriba. Pero aún resta un último paso, quizá el más importante de su recuperación.

Un largo camino

Ese último paso tiene nombre propio: la Universidad de Maimónides, en Buenos Aires.
Según ha averiguado el propio joven, allí se están implantando células madre en casos como el que está viviendo, y también más graves. “Sé que ha habido gente con una lesión medular completa y que volvió a caminar. La mía es incompleta”, se ilusiona Gabino.

“La intervención con células madre tiene un valor, y el continuar al menos un año en Buenos Aires tiene otro valor por mes (aquí entra todo lo que es rehabilitación, estadía, traslados, entre otras cosas). Es este proceso de al menos un año el que estamos intentando que lo cubra la obra social, pero por ahora tengo un ‘no’ a todo el tratamiento (intervención y rehabilitación posterior, puesto que la intervención no está reconocida como efectiva en la OMS). Son 250 mil pesos que necesito para la intervención con células madre que será un autotrasplante, es decir, me las sacarán a mí mismo para ponerlas en otro lado”, detalla.

Y agrega: “El dinero restante es para toda la etapa posterior, que es elemental para que el trasplante de células madre sea efectivo. Son 35 mil pesos por mes, a eso se le suma que voy a necesitar al menos 12 meses de recuperación (420 mil pesos en todo el año) y la estadía allá”, contó el joven que debería radicarse cerca de un año en Buenos Aires para completar la rehabilitación.

Es aquí donde entra la solidaridad de todo un pueblo, de toda una provincia. Gabino y sus amigos han abierto una caja de ahorro en pesos para quien pueda contribuir con su donación.

Además, su entorno ha organizado recitales, bingos, sorteos y las organizaciones sin fines de lucro Cadena de Favores (integrada por jóvenes sanmartinianos) y Fundacom le han donado una camiseta de Boca, con el 10 de Juan Román Riquelme y la firma de todos los jugadores del plantel.

La idea de Gabino es subastarla o rifarla, algo que definirá en los próximos días. También tiene en mente promover distintas actividades que coincidan con el desembarco del TC en San Martín, algo que sucederá el próximo mes.

La Municipalidad de San Martín, en tanto, decidió donar parte de lo que se recaudó en el estacionamiento de la última pelea que protagonizó Yésica Marcos en ese departamento.

Son muchas las acciones que están impulsando, pero son más las que quedan pendientes aún y con el mismo lema: Todos por Gabino.

 

Fuente: Diario Los Andes.-

1 Comentario »

  • pupita la trolita dijo:

    q buenoo