HomeMAS NOTICIAS

En 6 meses un menor podrá ser puesto en adopción

29/03/2012 Opina

El anteproyecto de la modernización del Código Civil prevé reformas que cambiarán sustancialmente la vida de los argentinos. Una de las más sobresalientes es la que trata sobre la adopción, un tema sensible en un país con listas de espera infinitas de personas que desean hacerse cargo de un menor que no cuenta con el amparo de sus padres biológicos.

De aprobarse la reforma del Código -que ayer se presentó en la Casa Rosada- este proceso se verá agilizado pero no porque se flexibilicen los requisitos sino porque los niños o adolescentes serán declarados en estado de adoptabilidad en seis meses y no en un año como lo establece la reglamentación vigente.

“Actualmente se da a los padres 12 meses para mejorar su situación luego de que la Dirección de Familia declare que el menor se encuentra en estado de desamparo material y moral, período en que también se intenta agotar la red familiar”, manifestó Elsa Galera, jueza del Quinto Juzgado de Familia y docente universitaria.

“El nuevo Código reduce ese tiempo a seis meses, lo que agilizará el proceso a pesar de que los padres puedan apelar esta decisión”, precisó la magistrada.

Esto se ve reflejado en el artículo 607 del anteproyecto: “La declaración judicial del estado de adoptabilidad se dicta si (…) se comprueba que las medidas excepcionales tendientes a que el niño, niña o adolescente permanezca en su familia de origen o ampliada, no han dado resultado en un plazo máximo de ciento ochenta (180) días”.

Entre convivientes

Otra modificación significativa es la posibilidad que se da, a las personas que registran una unión de hecho, de adoptar en conjunto.

“Lo que suele ocurrir es que uno de los convivientes adopta en forma unilateral sin que su pareja comparta las responsabilidades situación muy común en las parejas del mismo sexo”, recordó Galera, quien afirmó que la unión de hecho se consuma luego de dos años de convivencia bajo el mismo techo. Además, tiene los mismos derechos que un matrimonio.

También se fijará en el nuevo Código Civil que los hijos, tanto adoptivos como biológicos, pueden llevar el apellido de cualquiera de los dos miembros de la pareja.

“Actualmente para que el pequeño lleve el apellido de la madre hay que pedir consentimiento del padre, pero si se aprueba la nueva norma el apellido de los hijos podrá ser elegido de común acuerdo. En el caso en que no se llegara a un arreglo se hará un sorteo en el Registro Civil”, señaló la magistrada.

Otros cambios

El nuevo Código reducirá la edad de las personas que pueden adoptar: “Antes se necesitaba tener por lo menos 30 años para postularse y ahora pueden ser 25”, contó Galera.

Además, las personas casadas o en unión convivencial tienen la posibilidad de adoptar sólo si lo hacen conjuntamente, salvo que uno de ellos hay sido declarado incapaz o que los cónyuges estén separados de hecho.

Para la magistrada, tanto estas modificaciones como las otras propuestas representan un avance notable en la sociedad. “Creo que se ha priorizado la autonomía de la voluntad. Se han democratizado las relaciones personales”, opinó la jueza de Familia.

 

Fuente: Diario Los Andes.-