HomeSOCIEDAD

Malvinas: la historia de un ex-combatiente rivadaviense

02/04/2012 4 Comentarios

Carlos Oscar Montanés, de 50 años, es uno de los veteranos de Malvinas oriundo de Rivadavia. Al cumplirse 30 años de la gesta, Carlos recuerda, reflexiona y explica todo lo que significó la guerra para su vida y para la Argentina.

En 1978, con tan sólo 15 años, Carlos ingresa a la Escuela Mecánica y comienza sus estudios en la Marina. El estallido de la guerra lo encontró siendo timonel en la base naval de Zarate. Con tan solo 19 años subió a bordo del Destructor ARA Pi y desembarcó en Malvinas, para dar combate en las filas nacionales.

Tras muchos años de residir en Buenos Aires, Carlos regresó a su pueblo natal. Es empleado bancario, está casado y tiene dos hijas. Forma parte la Comisión de Veteranos de Guerra de Malvinas y recibe la pensión nacional de ex combatiente. A tres décadas de ese 2 de abril de 1982, Carlos recuerda y reflexiona sobre la Guerra Malvinas, la gran herida nacional.

-¿Cómo fue participar de la guerra?

Yo pienso que nadie está preparado para una guerra. Es difícil saber que tu vida corre peligro a cada instante. El incesante bombardeo, la constante situación de alerta es algo muy difícil de soportar. En esos momentos no pensabas nada, estabas a la suerte de si te tocaba o no te tocaba caer en esas lejanas tierras.

¿Cómo era un día en las islas?

El conflicto era permanente. No teníamos ni la preparación ni el armamento necesario para hacer frente a un poderoso ejército inglés. Nuestras armas, buques, aviones eran de la Segunda Guerra Mundial y no podíamos combatir en igualdad de condiciones. De día tratábamos de ganar posiciones y de noche sólo nos quedaba aguantar y protegernos.

-¿Esa situación les generaba miedo?

No, miedo no. En el momento en que desembarcamos en las islas sabíamos que pisábamos territorio argentino, y que había que defenderlo con la vida. Uno empezó a querer ese pedazo de tierra en el momento en que lo pisó.  Vos le preguntas a cualquier ex combatiente y te va a decir lo mismo, las Malvinas son argentinas y nosotros hicimos todo lo posible por tratar de recuperarlas.

-¿Dónde estaba y que sintió el día de la rendición?

Mucha bronca, mucha impotencia. Yo estaba en mi pabellón, y nos tocó ir a sacar la bandera argentina y ver izar la bandera del enemigo. Eso fue realmente doloroso. Volver a casa sin el objetivo cumplido y habiendo dejado muchos compañeros caídos es una herida muy grande para todos.

-¿Volvería a Malvinas?

Si, sin duda. Pienso que es una asignatura pendiente en mi vida, y espero poder cumplirla, porque en esa tierra austral dejé parte de mi vida y de mi corazón. 

-Su vida tras Malvinas, ¿cómo fue?

El sentimiento de haber sido parte de Malvinas es algo permanente. Yo pude regresar, hacer una carrera y formar una familia. Lamentablemente, muchos compañeros no tuvieron mi suerte. Pero todos, absolutamente todos los que fuimos, pensamos en ese momento que las Malvinas eran argentinas. Y lo seguimos pensando y sintiendo de esa manera. La guerra se perdió, pero uno continúa su vida sabiendo siempre que luchó por recuperar lo que es nuestro.

-¿Siente que se lo reconoce como ex combatiente?

Más que reconocimiento, siento honor de haber luchado junto a compañeros que dieron su vida por la patria. Yo no espero ningún tipo de reconocimiento, yo cumplí con mi deber. Creo sí que debería recordarse y reconocerse a los caídos y a los verdaderos héroes de Malvinas. De Rivadavia, por ejemplo, era oriundo Gerardo Miranda, un soldado que murió con el hundimiento del crucero General Belgrano. Sin embargo, poco se lo recuerda y reconoce. Me gustaría que se le rindieran honores a soldados como el, que dejaron su vida por defender algo que es de todos.

A 30 años del inicio del conflicto, son muchas las heridas que aún no cierran. Hoy, por la vía de la paz, el dialogo y la diplomacia, Argentina, Latinoamérica y el mundo entero reclaman al Reino Unido que se apreste a negociar la soberanía nacional de las Islas Malvinas. El sueño de todos es volver a ver flamear la bandera argentina en esa lejana tierra austral, que hace más de un siglo es presa del colonialismo británico.

 

Producción Periodística:

Iván Bermudez y Natalia Sánchez

 

 

 

 

4 Comentarios »

  • carlos montane dijo:

    gracia por compartir este momento especial que es LA CAUSA MALVINAS

  • JUAN... dijo:

    ORGULLOSO de ser tu amigo carlitos, ORGULLOSO de haber conocido a GERARDO y pensar que la mayoria de Ustedes, como tambien mario, se fueron a la Escuela mecànica porque yo les contaba sobre ello, UN ABRAZO GIGANTE….Juan

  • maaaia dijo:

    grasias por todo si no fuera por ustedes no se que uvieramos echo estoy muyyyyy contenta grasiasssss los adoro y me llamo maria ,tengo 12 años y soy de argentina muchas grasias por todo estoy onrrada

  • Alma dijo:

    Este hombre es un ejemplo para nuestra patriaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.