HomeSOCIEDAD

San Martín analiza crear una zona para instalar discotecas y pubs

03/04/2012 Opina

En San Martín hay al menos una media docena de boliches y locales bailables habilitados en plena ciudad, asunto que acarrea constantes reclamos de muchos vecinos que viven en sus alrededores.

Esta situación, que ha derivado en denuncias administrativas y policiales por ruidos molestos, desmanes e inseguridad llevó a que el Concejo Deliberante decidiera tomar cartas en el asunto y así, en los próximos días comenzará a tratar un proyecto de ordenanza que apunta a demarcar una zona, fuera de la ciudad, donde ubicar a este tipo de locales.

«No estamos buscando ir en contra de la diversión nocturna en el departamento, porque nos interesa que nuestros jóvenes se sigan divirtiendo en San Martín y que lo hagan cerca de sus casas», explicó el concejal radical Sharbel Morcos, autor del proyecto y siguió: «Pero sí es necesario trabajar en un ordenamiento de los boliches, para que esta diversión no termine perjudicando a terceros».

Actualmente, el ordenamiento territorial no prevé en San Martín ninguna particularidad para conceder la habilitación de pubs y boliches, por lo que los expedientes de este tipo de locales son tratados sin restricciones respecto a la zona que se pide para su instalación. «Esta situación ha generado que muchos de estos locales terminen funcionando en zonas residenciales», agregó el edil.

Uno de estos casos ocurre en calle Lima, donde un grupo de vecinos está enfrentado con la comuna por la presencia del boliche Bai Ben, que atrae a centenares de jóvenes cada fin de semana. «El boliche abre los sábados y también los feriados y desde hace tres meses es imposible dormir durante esas noches, porque el lugar no tiene un sistema de insonorización», asegura Edgardo, que junto a otros 70 de los vecinos que viven en calles Lima, Borges y también en el callejón Fernández han manifestado ante el municipio, su negativa a que el boliche siga funcionando sin un sistema de insonorización adecuado.

El proyecto comenzará a ser tratado esta semana y prevé establecer una zona para la habilitación de boliches, donde una de las alternativas que se menciona (aunque esto deberá ser aprobado por el Concejo) es una larga franja de más de diez kilómetros a los costados de la ruta 7, entre el autódromo de San Martín y el distrito de Alto Verde.

Por otro lado, establece un plazo de cuatro años para que los locales ya habilitados puedan organizar una mudanza.

«Es evidente que tenemos que fijar una zona para los boliches, pero hay que hacerlo convocando a un debate a todos los sectores interesados, incluido el de los empresarios de la noche», comentó Bartolomé Robles, presidente del Concejo y agregó: «Porque de nada serviría marcar un terreno que comercialmente no dé resultados. Entonces tenemos que estudiar qué lugar habilitamos para esta actividad y qué plazo vamos a darle para que se traslade aquel local que ya está funcionando».

El Concejo Deliberante cree que delimitar un terreno permitirá, entre otras cosas, reducir las molestias ocasionadas en la ciudad, tener un mayor control sobre la seguridad y el consumo de alcohol en la diversión nocturna e, incluso, modificar el recorrido y horario de algunas líneas de colectivos, para permitir que muchos de los jóvenes puedan viajar más seguros.

«Es un proyecto complejo cuya aprobación va a llevar un tiempo, pero que tenemos que tratar para no seguir generando inconvenientes a los vecinos de la ciudad», coinciden en el Concejo.

 

Fuente: Diario Los Andes.-