HomePOLICIALES

Caso Bolognezi: no hay jueces para llevar adelante el segundo debate

06/04/2012 Opina

Esta semana se confirmó que faltan dos jueces (y lo que es peor, que en San Martín no los hay) para completar la terna de magistrados que debe realizar el segundo juicio por el crimen de José Luis Bolognezi, asesinado durante la madrugada del 14 de setiembre de 2002.

El dato surge de una resolución aprobada en estos días por la Cámara del Crimen de San Martín, que resolvió sobre las recusaciones planteadas por el abogado defensor Juan Carlos Ruiz, contra dos de los tres magistrados designados en un principio.

En esa resolución, y con las firmas de los jueces Claudia Ambrosini, María Pietrasanta y Eduardo Orozco, se rechazan los planteos de la defensa de Abdo Girala, uno de los dos acusados que tiene el caso, pero al mismo tiempo se hace lugar a los motivos de inhibición que argumentaron los dos magistrados cuestionados, por lo que sólo Eduardo Orozco (que preside el tribunal originalmente designado), sigue en condiciones de realizar el debate e intentar aclarar, después de casi diez años, quien mató a Bolognezi y arrojó su cuerpo en un baldío, en las inmediaciones del club San Martín.

Así, y sin magistrados en la zona Este en condiciones de acompañar a Orozco, será necesario apelar a una lista de conjueces para ocupar las dos sillas que han quedado vacías. Este asunto comenzaría a tramitarse en los próximos días, con la idea de realizar el postergado segundo juicio durante el segundo semestre.

Los jueces cuestionados por el abogado Ruiz, y que finalmente terminaron dando un paso al costado, son el laboralista Oscar Corradini y el penalista Jorge Luis del Pópolo.

Ausencia de especialidad

Juan Carlos Ruiz recusó a Corradini por «ausencia de especialidad en la materia», lo que significa que no comparte que un juez formado en el fuero laboral, como Corradini, intervenga en un juicio penal de tanta complejidad y trascendencia, como el caso Bolognezi.

Pero la resolución de la Cámara rechazó la recusación de Ruiz señalando que la designación de Corradini no es inconstitucional, aunque al mismo tiempo aceptó la inhibición planteada por el mismo magistrado, que pidió apartarse del caso por la «violencia moral» que le produce intervenir en una causa natural de la justicia del Crimen, siendo él un magistrado del Trabajo, sin experiencia penal.

«La Cámara consideró atendible que el mismo juez Corradini pidiera apartarse, aunque dejó en claro que su designación no era inconstitucional y, de hecho, hay que recordar que el primer juicio por el crimen de Bolognezi se realizó con dos de sus tres magistrados provenientes del fuero laboral», comentó una fuente de tribunales.

Además, Ruiz planteó una recusación contra el juez penalista Jorge del Pópolo «por haber intervenido anteriormente como conjuez» en el expediente Bolognezi, lo que a criterio del defensor de Girala significa que ya ha preopinado en el caso y que, con ello, perdió imparcialidad.

También este argumento fue rechazado por la Cámara, que entendió que la participación que tuvo el magistrado para resolver una recusación previa no constituye un pronunciamiento sobre el hecho investigado.

De todos modos, también en ese caso hizo lugar a una inhibición planteada por Del Pópolo por la «violencia moral que le ha provocado la sospecha de parcialidad».

En su resolución, la Cámara del Crimen señala la gravedad de que en la zona Este hayan cargos vacantes en el fuero penal y, al mismo tiempo, subraya el hecho de que los familiares de Bolognezi tienen derecho a saber en qué circunstancias acaeció la muerte de José Luis y quién o quiénes fueron los responsables.

«El juez Orozco tiene toda la intención de que el juicio se realice porque no quiere, siendo él el presidente del tribunal, que el debate se postergue indefinidamente», cerró la fuente.

 

Fuente: Diario Los Andes.-