HomeECONOMIA

Por la larga crisis, podrían subsidiar el empleo en el sector olivícola

10/04/2012 Opina

Representantes del sector olivícola de Mendoza se reunieron ayer con funcionarios provinciales para buscar solución a la crisis que atraviesa la industria. Uno de los puntos de discusión fue el alto costo que representa la mano de obra para los productores, por lo que se hizo un pedido de colaboración por parte del Gobierno.

«Estamos en un momento de crisis y nos es muy difícil mantener la rentabilidad con los altos niveles de inflación», comentó Luis Armando Mansur, presidente de la Asociación Olivícola de Mendoza (Asolmen).

Debido a que los problemas datan de varias temporadas, el subsecretario de Trabajo, Ariel Pringles, presentó ayer ante el concurrido grupo de empresarios una serie de herramientas de las que dispone la Provincia a través del Estado nacional pero aún no hay confirmaciones respecto de lo que finalmente se hará.

Una opción corresponde a un subsidio que se le da a la empresa cuando su condición financiera no es buena. Consiste en el pago de una parte del sueldo de los trabajadores. Para recibirlo, el interesado debe demostrar al Gobierno que su situación económica es crítica. Una vez aprobada la solicitud, se acuerda el monto a percibir por empleado.

Un segundo plan de subsidio, es el de «sostenimiento de empleo por condiciones climáticas». En este caso, se trata de un herramienta únicamente aplicable sobre trabajadores temporarios.

Finalmente, el subsecretario de Trabajo mencionó la posibilidad de trabajar con la herramienta de «sostenimiento de empleo por cuestiones productivas». Agregó que estos planes ya estaban disponibles para el sector, pero no se habían recibido solicitudes hasta el momento.

«Hemos colaborado antes con subsidios laborales para otras industrias como la vitivinícola y la hotelera. Los resultados han sido muy buenos y ahora pretendemos trasladar la ayuda al necesitado sector olivícola», indicó el funcionario.

Los problemas del sector

Mansur habló en representación de las industrias dedicadas a la producción olivícola. «Estamos interesados en las propuestas que nos ha hecho el Gobierno, pero debemos evaluar la situación y estudiar lo que ocurra al momento de acceder a los subsidios», declaró.

En las próximas horas habrá un nuevo debate entre las partes involucradas. Se hará, entonces, un análisis más profundo de la situación y se estudiarán las posibilidades del Estado de acuerdo a los pedidos que hagan las empresas.

Si bien desde Asolmen reconocen las buenas intenciones del Gobierno, hay temor de que las medidas no sean suficientes.

Una de las principales preocupaciones que rondan en la mente de los productores mendocinos, es la imposibilidad de competir con los precios internacionales.

«Se han caído mucho nuestras exportaciones. Los principales productores del mundo, España, Grecia y Portugal, se encuentran en crisis y esto ha hecho bajar mucho los precios. Lamentablemente, los costos internos de producción son muy elevados y no podemos acomodarnos al mercado mundial», se lamentó Mansur.

Además, el presidente de la Asociación explicó que afectan a la rentabilidad algunos aspectos coyunturales como el 5% de retención a las exportaciones que aplica el Estado y los largos tiempos de devolución del IVA,

Durante la reunión entre el Gobierno y el sector olivícola, se avanzó también en el proyecto de un fideicomiso para la elaboración de aceite por parte del Estado.

Fuente: Diario Los Andes.-