HomeECONOMIA

Llenar el tanque cuesta, como mínimo, $ 230

12/04/2012 Opina

Ante los continuos aumentos de precio de los combustibles líquidos, cada día es más costoso moverse en auto en Mendoza. Como consecuencia de la actualización de precios que YPF realizó a la 0 de ayer, ya no se puede llenar un tanque con nafta súper a menos de $ 264,25 (ver aparte)

El historial de precios de la provincia revela un punto de quiebre provocado por la liberación del mercado de los combustibles por parte de la Secretaría de Comercio del Interior. Esto ocurrió en marzo de 2011 y, desde entonces, los valores de los combustibles han crecido acorde con la inflación.

Así es que hace un año un vehículo diesel con un tanque de 50 litros podía ser llenado con $ 167 en las estaciones de YPF, como la opción más económica. Hoy, esta petrolera continúa siendo la más barata pero el mismo auto necesita $ 229,45 para completar su capacidad con este combustible. En tanto, la misma carga cuesta $ 274,95 en Esso, $ 299,95 en Oil y $ 317,90 en Shell.

Para las naftas, los aumentos en un año oscilan entre el 25% y el 47%. Los precios tomados ayer en boca de expendio, muestran que llenar un tanque con nafta súper cuesta -como mínimo- $ 264,25 (siempre considerando un tanque de 50 litros) en YPF.

La posibilidad más cara es Shell, que implica gastar $ 336,65. Apenas por debajo está Oil ($ 332,45) y, algo más económico, Esso ($ 296,45)

En el caso del combustible líquido de mayor calidad, ninguna empresa abastece la capacidad total de los autos a menos de $ 300. Muy diferente era el panorama en marzo de 2011, cuando ninguna arca excedía los $ 260. Cargar un tanque con nafta premium cuesta $ 317,45 en YPF, $ 347,45 en Esso, $ 354,80 en Oil y $ 355,20 en Shell.

Finalmente, aquellos usuarios que posean vehículos que funcionan con euro diesel, deben conocer por experiencia que los precios se asemejan mucho al de las naftas más caras. Estos valores han crecido en un año cerca de $ 100 en todas las marcas.

Así, llenar el tanque de Shell, pasó de costar $ 234,5 a $ 333,55. Para Esso, el salto va de $ 231 a $ 327,45, mientras que YPF pasó de $ 216 a $ 314,20.

Ante esta situación, los estacioneros concuerdan en que el consumo de gas natural comprimido (GNC) se ha incrementado en gran medida.

«Antes sólo los autos de modelos viejos utilizaban GNC pero ahora los más nuevos también instalan su equipo ya que la diferencia es muy significativa» aseguró Carlos Brachi, encargado de una estación de servicio céntrica. Con diferencias de algunos centavos entre una estación y otra, el precio promedio del gas natural comprimido es de $ 2 el m3.

Si se analizan los números de los precios en el período comprendido entre marzo de 2011 y el 11 de abril de 2012, se observa que la tendencia creciente no se detiene. De hecho, en tres de las cuatro empresas analizadas los aumentos exceden considerablemente los índices de inflación.

La compañía que menos ha subido sus precios es YPF, con un promedio de 30,17% entre todos sus combustibles.

Las otras tres empresas han sido bastante parejas en el balance general y, con un aumento promedio, el de Esso fue del 42,14%, el de Oil marcó 46,48% y el Shell un 47,62% durante este año.

Estas cifras han sido empujadas por los combustibles diesel. Es el que más aumentó y lo hizo a un promedio de 51,44% entre las cuatro compañías.

Este fenómeno económico ha repercutido directamente sobre las preferencias de compra de los mendocinos.

Antes era considerablemente más económico manejarse en un vehículo gasolero pero hoy las diferencias se han acortado lo suficiente como para revertir el concepto de auto económico.

 

Fuente: Diario Los Andes.-