HomePOLICIALES

Decenas de familias usurparon un terreno privado en Palmira

18/04/2012 Opina

Un número no determinado de personas, pero que ronda entre las 30 y 60 familias, tomó en los últimos días unos terrenos ubicados al noreste de la ciudad de Palmira y exigen que la comuna autorice la radicación definitiva. Sin embargo, el lugar pertenece a la unión vecinal José Hernández, que está construyendo casas para sus asociados y que ha radicado una denuncia por usurpación.

«No queremos que nos regalen nada, pero somos familias que no tenemos dónde construir. Muchos de nosotros vivimos amontonados con nuestros padres y queremos nuestra casa; es por eso que hemos tomado estos terrenos que son de la comuna de San Martín y que nadie usa», explicó Jorge Leiva, uno de los 400 ocupantes, entre niños y adultos, que se han ido instalando en un terreno cercano al carril San Pedro, a un par de cuadras del CIC de Palmira.

Aunque los primeros habitantes del asentamiento se radicaron hace tres meses, aquellos lo hicieron en tierras cuyos propietarios no han reclamado; sin embargo, en los últimos días se sumaron decenas de familias y han ido loteando un terreno cada vez más amplio, al que dividieron en cinco manzanas de 16 lotes cada una. «Pedimos que vengan de la comuna y que nos autoricen a quedarnos; que un agrimensor marque claramente las calles y el límite de cada lote; lo demás lo vamos a ir haciendo nosotros», explicó Joana Martín, que vive en una precaria vivienda junto a su hijo de dos años y su pareja.

En estos últimos días y poco a poco, la gente ha ido llevando el agua hasta la mayoría de los ranchos y ahora están haciendo lo mismo con la luz. Han clavado palos que marcan las esquinas de las cuadras y el límite de los lotes; todo esto en medio de montañas de residuos y quema de basura que se suceden por todas partes. «Vamos a esperar, pero de acá no nos sacan porque queremos un pedazo de tierra. Si no tenemos una respuesta, vamos a ir hasta la comuna y a instalarnos hasta que nos escuchen», explicó Ailín Quiroga, mamá de dos niños pequeños.

El secretario de Gobierno de la comuna, Oscar González, aclaró que los terrenos no son municipales y que su dueño ha hecho una denuncia ante la Justicia: «Sabemos que hay una necesidad de vivienda, pero no vamos a avalar un delito como es el de la usurpación. Vamos a dejar que actúe la Justicia y sólo si el fiscal nos lo pide tendremos algún tipo de intervención», explicó el funcionario y agregó: «Sería ideal que esta gente se organice en cooperativas y así veremos cómo podemos darles una mano, porque ya lo estamos haciendo con otras 500 familias en todo el departamento».

Ramiro Luján, presidente de la unión vecinal José Hernández señaló que el terreno les pertenece, que la organización que lleva adelante tiene más de 130 socios, que ya construyeron 42 viviendas y que están construyendo en esa zona otras 40 más. «Hemos denunciado en la fiscalía esta usurpación», dijo Ramiro.

 

Fuente: Diario Los Andes.-