HomeMAS NOTICIAS

“Soñando por cantar” cautivó a una multitud en el Stadium del Arena Maipú

04/05/2012 1 Comentario

El Stadium del Arena Casino Maipú fue este jueves por la noche testigo de la primera de las dos galas del Soñando por cantar, el concurso federal de talentos que más prende en los televidentes de todo el país. Alrededor de 4.500 mendocinos –entre ellos el ministro de Turismo, Javier Espina– concurrieron a apoyar a los participantes locales del certamen.

En el primer día (este viernes continúa el certamen), 16 concursantes pasaron por el filtro del prestigioso jurado, integrado en esta ocasión por Lucía y Joaquín Galán (en remplazo de Patricia Sosa y Alejandro Lerner), Valeria Lynch y Oscar Mediavilla.

Como es habitual en cada una de la provincias a las que llega Soñando…, destacó el respeto con que los jurados trataron a los cantantes, así como la calidad de sus observaciones técnicas, que apuntan a motivar y a profesionalizar la carrera de los participantes, independientemente de que continúen en la carrera que tiene como meta final “Cantando por un sueño 2012”.

Para resaltar fue también la actitud del conductor del envío, Mariano Iúdica, quien tanto detrás de bambalinas como en el escenario del show sostiene afectivamente a los concursantes, brindándoles apoyo moral e incluso un abrazo en los momentos en que se quiebran ante la presión que implica demostrar su talento en sólo un minuto y medio.

Magalí Romero, una maestra jardinera que cautivó al jurado con su fuerza y personalidad, fue la participante que tuvo la desafiante tarea de abrir el fuego, con su interpretación de Llegamos a tiempo, de la cantante española Rosana.

A fuerza de talento escénico y calidad musical, los participantes mendocinos deslumbraron al jurado, que llegó a bromear al respecto.

Mediavilla, por ejemplo, dijo: “¿Nos podemos ir? Porque la verdad es que acá no tenemos nada que hacer. En otro momento, cuando vengamos a Mendoza vamos a tener que reevaluar traer las palancas”.

La frase del reconocido productor no es menor si se tiene en cuenta que los 16 participantes de este jueves fueron alabados por el público y por el propio jurado, que no activó una palanca en toda la noche (método mediante el cual el jurado expresa su descontento con la performance de los participantes), y todos pasaron directamente a la final.

“Hoy es la primera vez en todo el ciclo que no bajamos una sola palanca”, destacó Mediavilla, quien resaltó que por primera vez se eligieron seis ganadores.

Sobre el final aparecieron en el escenario la Reina Nacional de la Vendimia, Wanda Kaliciñski, y la virreina, Evelyn Minet, y le entregaron al jurado una canasta con productos típicos de Mendoza.

A las 23.38, la noche alcanzó su clímax cuando el jurado anunció a los semifinalistas de la primera gala de “Soñando por cantar Mendoza”: las hermanas Abraham (amas de casa), Martín Mercado (cantante en eventos), Analía Elena (canta en bares), Andrea Leguizamón (empleada municipal), Pablo Sosa (maestro mayor de obras) y Alejandra Herrera (cantante lírica).

Pero la historia aún no termina de escribirse en la provincia ya que, mañana desde las 21.15, otros 21 participantes tendrán la chance única e irrepetible de convertirse en aspirantes de “Cantando 2012”.

Se especula con que este viernes se sumará al jurado, como sorpresa, la cantante Patricia Sosa.

Iúdica no pudo con la afinación
Tarde, pero seguro. El representante del Gobierno en “Soñando por cantar” fue el ministro de Turismo, Javier Espina, quien llegó al Arena Maipú cuando el evento ya había empezado. El funcionario se retrasó un poco en la degustación de Bodegas Twitter.

Soberanas cholulas. Tanto la Reina Nacional de la Vendimia, Wanda Kaliciñski, como la virreina, Eve Minet, aprovecharon para sacarse fotos con las grandes figuras que participaron en “Soñando por cantar”. Inclusive, la gente de Prensa del Ministerio de Turismo se encargó de subir a Twitter las fotos con Valeria Lynch.

Maipú, con aguante. El departamento comandado por Alejandro Bermejo fue el que más público presentó en el espectáculo. Claro, jugaba de local en el estadio de Arena Maipú.

No le dio el agudo. Con el ingenio que lo caracteriza, Mariano Iúdica jugaba con los participantes en el escenario para tratar de destrabarlos y hacerles el momento más fácil. Incluso intentó cantar cual soprano, pero no pudo. Igual, la buena onda del conductor contagiaba permanentemente y ayudaba bastante.

Lucía la piropeadora. La integrante femenina de Pimpinela no ahorró elogios para el participante Fernando Fredes, quien trabaja en la Municipalidad de Maipú. “Me voy a venir desde Buenos Aires para hacer los trámites en la municipalidad donde vos trabajás, para que me cantes todas las mañanas”, le tiró la artista. Como dato, Fredes fue marcador central de fútbol y pasó por Argentino y Gutiérrez Sport Club. En esta última entidad incluso llegó a ser presidente.

Emocionada. Valeria Lynch rompió en llanto cuando la concursante Andrea Leguizamón cantó uno de sus temas: Mentira. Incluso abandonó su lugar para abrazarla. “¡Gracias! Es una canción muy difícil de cantar”, fue la devolución de Lynch.

Con corazón mendocino. Mariano Iúdica, con lágrimas, aseguró durante el programa: “Mis padres fueron muy felices en Mendoza”.

¿Carteles para todos? Muchas personas asistieron con sus pancartas, pero, al parecer, el Gobierno provincial entregó cartulinas a parte del público ya que, cuando las enfocaba la cámara, en el margen izquierdo superior se leía el logo “Mendoza Argentina”.

 

Fuente: Diario Uno.-

1 Comentario »

  • el observador dijo:

    Para los sanjuaninos envidiosos, que lo miran por t.v.