HomePOLICIALES

Arrancó juicio contra una pareja acusada de corromper a su hija

08/05/2012 1 Comentario

Comenzó ayer en San Martín el juicio contra el matrimonio formado por Ramón Moyano (54) y su esposa Yolanda Olga Cortez (53), acusados de haber corrompido durante más de diez años a su propia hija, en una finca del distrito de Las Catitas, en Santa Rosa.

«Mi papá abusó sexualmente de mí desde muy chica, creo que desde que tenía unos tres años y eso lo hizo prácticamente a diario», le contó la víctima a los policías, allá por abril del 2011, cuando Ramón Moyano fue detenido por la policía, luego de que su hija, que entonces ya tenía 26 años, hubiese decidido denunciarlo en la comisaría.

La investigación fue llevada adelante por el fiscal de Instrucción Gustavo Rosas, a quien la hija del matrimonio detenido y llevado a juicio, le explicó que su padre la había obligado a lo largo de más de diez años a mantener sexo oral con él; también relató la joven, que cuando tenía unos cinco años fue llevada a una casa, donde un hombre, de quien solo recuerda que se llamaba Rodolfo, abusó de ella.

«Por lo que sabemos no fue esa la única oportunidad en la que el hombre quiso entregarle su hija a algún conocido», explicó una fuente cercana a la causa.

Los progenitores

El padre de la joven está entonces acusado de abuso sexual gravemente ultrajante y también la madre, Yolanda Olga Cortez fue detenida y está acusada del delito de promoción a la prostitución agravada, en concurso ideal con promoción a la corrupción de menores. El debate arrancó ayer, está previsto que dure cinco días y es llevado adelante por el juez Eduardo Orozco.

Según la investigación realizada por el fiscal Rosas, desde que la víctima tenía 11 años su madre intentó que se prostituyera.

«La acusada usó todos los medios a su alcance para conseguir que su hija vendiera su cuerpo, desde insultarla y amenazarla hasta hacerle ver que con esa plata, ella podría ayudar a su familia y a sus hermanos a salir de la pobreza en la que vivían», explicó la fuente.

El caso fue conocido a través de la prensa en abril del año pasado y en ese momento, el caso despertó sorpresa e indignación en Santa Rosa y también en toda la zona Este.

La acusación contra el matrimonio detenido es muy grave y de comprobarse los hechos durante el juicio, el tribunal estaría ante una pareja muy perversa, que acostumbraba a mostrarle pornografía a su hija, a pasearse desnudos frente a ella y a asegurarle que estaba bien acostarse con hombres por plata.

Huida a San Luis

En el 2001 la chica tenía quince años y contó al fiscal que cansada de los abusos, abandonó su casa y se fue a vivir a San Luis. Algunos años más tarde volvió a Santa Rosa y habrán revivido algunos fantasmas que la llevaron a denunciar a sus padres.

«Es un caso complicado y sórdido en el que llegamos a sospechar que este matrimonio podría haber abusado también de alguno de los hermanos de la joven, pero ese asunto nunca pudo probarse aunque es probable que algo surja durante el juicio», explicó una fuente de tribunales.

 

Fuente: Diario Los Andes.-

1 Comentario »

  • ELCUERVO dijo:

    CREO QUE PERPETUA LES CABE JUSTO A LOS PADRES DE ESTA VICTIMA Y MAS AUN SI PUDIERA RECORDAR A LAS PERSONAS QUE ABUSARON DE ELLA CUANDO SU PAPA LA ENTREGABA, DEBERIAN SER JUZGADOS DE IGUAL MANERA QUE SUS PADRES.